“No juego para ser campeón de goleo”: Djaniny Tavares

POR JORGE VÍCTOR GARCÍA

Djaniny Tavares vive un torneo de ensueño. El caboverdiano es el máximo rompe redes del Clausura 2018 y no se ve quién pueda alcanzarlo. Pese a su inmejorable promedio de anotación, el delantero del Club Santos Laguna no echa las campanas al vuelo, toda vez que el equipo aún no gana nada.
“Uno siempre quiere anotar, no hay que bajar los brazos, hay que seguir manteniendo la misma filosofía, trabajando”, mencionó.

A falta de medio torneo, el africano suma 11 goles; sin embargo, no se obsesiona con el título de goleo. Para él, lo más importante es el equipo, y el objetivo principal, la sexta estrella.

“Yo no juego para ser campeón de goleo, juego para ayudar a mi equipo a lograr el máximo de victorias posibles. Tenemos que jugar para pensar en nuestro objetivo, la idea es quedar campeón. No importa quién hace el gol, lo importante es ganar los partidos”.

También puedes leer: Nueva Liguilla: “Tuca” propone nuevo formato a la Liga MX

En su octavo torneo en la Comarca Lagunera, Djaniny vive su mejor momento, y aseguró que es gracias al colectivo y al técnico Robert Dante Siboldi.

“Es fruto de un gran trabajo, con la ayuda de un gran técnico. Hay que seguir así, mantenernos y trabajar cada vez más fuerte en la semana”, comentó.

“A nosotros no nos importa el rival, queremos ganar, en casa o afuera siempre mantenemos nuestra idea de juego, contra quien sea”, agregó.

Finalmente, agradeció a Pedro Caixinha, a quien enfrentó el domingo y quien lo trajo en junio del 2014 a Santos: “A él siempre es bueno verlo porque él me dio la oportunidad de estar acá en México. Es un buen técnico”.

Un honor entrar al top 10 de goleadores: Julio Furch

El ariete argentino habló también de la naturalización

Doria espera un partido difícil ante San Luis

Los Guerreros visitarán a los potosinos el próximo sábado

Almada defenderá el liderato a toda costa ante León

Almada agrego que para eso su equipo tratara de generar el futbol

Guillermo Almada declara sentirse perseguido por el VAR

Pese a durar cuatro jornadas invicto, el entrenador no se guardó nada

NEWSLETTER ESTO
NOTICIAS
<