San Memo, tiene ángel; así se vivió el duelo en el DF

Mexico, 2014-06-17 23:39:49 | María Vega

“¡OCHOA, Ochoa, Ochoa!” Fue el grito que retumbó por toda la plancha del Zócalo capitalino, las más de 40 mil gargantas se unieron en una única ovación segundos después del silbatazo final de Cuneyt Cakir en el estadio Castelao ¿El duelo? México ante el anfitrión. Uno de los más esperados por la afición tricolor, pues el rival no es cualquiera, es el Pentacampeón del mundo, aquella escuadra de una rivalidad histórica y a la que hace apenas dos años se le causó una “falta de respeto” al arrebatarle la medalla de Oro en los Juegos Olímpicos de Londres 2012.

Una vez más, la Plaza de la Constitución se convirtió en una tribuna que desde tierras capitalinas alentó minuto a minuto a la escuadra de Miguel Herrera, pero en especial al arquero, a ese portero ex americanista “que paró todas, no dejó que Neymar brillara”, al menos eso decían varias personas.

La euforia abarcó por completo la explanada, hombres, mujeres, niños y ancianos gritaron con fervor cada jugada, cada patada y, por supuesto, las atajadas de Ochoa. Cada vez que en las pantallas aparecían imágenes de los jugadores brasileños como Neymar, David Luz u Oscar los chiflidos y mentadas no se hacían esperar.

Aunque las escuadras no se hicieron daño, el empate a cero y la gran actuación del tricolor fue con sabor a triunfo; victoria que hizo que los ánimos desembocaran en el icónico Ángel de la Independencia, en donde los festejos se extendieron por más de una hora. (Abigail Parra/Fotos: Alberto Montalvo y Arturo García)

[new_royalslider id=”38″]