Boca y River se juegan la Supercopa Argentina en medio de tensión

El súper clásico entre Boca Juniors y River Plate es uno de los choques más renombrados del futbol mundial, pero la Supercopa Argentina que ambos disputarán hoy en Mendoza será la segunda vez que ambos equipos se encontrarán en una final a lo largo de su historia.

Boca, actual campeón de la Liga argentina, llega al duelo en un gran estado anímico, mientras que River Plate, que conquistó la Copa Argentina, intentará retomar el rumbo y maquillar su hasta ahora pobre temporada.

Además, River Plate puede tomarse una revancha esperada durante mucho tiempo, ya que Boca Juniors ganó la única final que hasta ahora los había enfrentado, en el torneo Nacional de 1976.

El jugador referencia de Boca Juniors, el delantero Carlos Tévez, aseguró que cuando se pongan la camiseta para la final, el club bostero tiene que regresar a la mística ganadora en una cita que será como una partida de ajedrez.

En aquel súper clásico histórico que se disputó en diciembre de 1976, en la cancha de Racing, en Avellaneda, Rubén Suñé anotó el único gol en un tiro libre mientras el portero de River Plate, Ubaldo Fillol, aún colocaba la barrera.

Casi 42 años después, la cita se repetirá en el estadio Malvinas Argentinas, con capacidad para unos 40 mil espectadores.

Los aficionados de Boca y River acudirán hasta allí y ambas entrarán al estadio, todo lo contrario de lo que sucede en los duelos de la Liga argentina, en la que los visitantes no pueden acceder.

Joffre Guerrón avisa: quiere volver a las canchas

El delantero ecuatoriano Joffre Guerrón se encuentra en la búsqueda de un equipo en la liga ecuatoriana de futbol.

Nico Castillo ya viste la playera del Benfica

El ex atacante de Pumas ya posó con su nueva piel en Portugal y con ello cierra el ciclo con Universidad Nacional

VIDEO: Se retiró el “Rolfi” Montenegro

El ex jugador del América disputó su último juego en el empate entre Huracán y Boca Juniors

VIDEO: Final de Copa griega se disputa en medio de una guerra

El juego que disputaron el PAOK y el AEK fue marcado por disturbios y enfrentamientos entre ambas aficiones y la policía

Newslwtter
NOTICIAS