El equipo Tricolor viajó de incógnito rumbo a EU

Desde muy temprano en los pasillos del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, los utileros de la Selección Mexicana ya estaban movilizados para documentar todo el equipo que llevarían a California, y como en todo truco de magia, ellos fungieron como el distractor del acto de escapismo que los seleccionados realizaron con éxito.
El constante movimiento en el inmueble dio la esperanza a los aficionados de que podrían pedir la selfie del recuerdo a sus jugadores favoritos, o bien, que podrían desearle todo el éxito del mundo a Juan Carlos Osorio y los suyos, pero no fue así.
Junto al elevador que baja del hotel donde se hospedaba los Tricolores, la gente hizo filas, mientras otros tantos lo hacían junto a la puerta de salidas.
Incluso el cantante Morrisey apareció en los pasillos aeroportuarios y algunos afortunados lograron la postal del recuerdo, pero mientras eso sucedía, la escuadra azteca ya había accesado a las salas de espera por una puerta trasera del lugar.
La tercera llamada llegó, el acto de escapismo se consumó, ahora solamente resta que la Selección Mexicana logre buenos resultados en la gira por Estados Unidos.

No importa si no juega: Papá de Oribe

El padre de Oribe nos abrió las puertas de su hogar para ver como México derrotó a Corea.

Fanáticos del Tricolor hicieron fiesta en Rostov

Los paisanos enseñaban y hasta la víbora de la mar era parte del festejo nacional.

El grito de “Eh pu…”, ausente en Rostov

Las campañas implementadas por la Federación Mexicana de Futbol parecen haber surtido efecto

Chivas felicitó a CH14 por sus 50 goles en el Tri

El delantero mexicano marcó en el encuentro ante Corea este día.

Newslwtter
NOTICIAS