Técnico de Marruecos espera llegar bien a Rusia 2018

Mexico, 2018-03-26 11:28:35 | EFE

Foto: EFE

El seleccionador de Marruecos, Hervé Renard, reconoció hoy en una rueda de prensa que su equipo tendrá que mejorar en la recuperación y la salida de balón para poder competir con garantías en el Mundial de Rusia 2018, en cuya fase de grupos se enfrentará a España, Portugal e Irán.

En la víspera del amistoso entre Marruecos y Uzbekistán, que se disputará mañana en Casablanca, el técnico francés reconoció que los combinados europeos tienen “una velocidad superior” a los africanos, y que “van a presionar” cuando se enfrenten a los ‘Leones del Atlas’, que deberán evitar “perder muy rápido el balón” para tener opciones ante España y Portugal.

El pasado viernes, Marruecos ganó precisamente a un oponente del ‘Viejo Continente’, Serbia (2-1), en un duelo amistoso del que Renard salió “globalmente satisfecho” y contento con el “desempeño colectivo” de sus jugadores.

Checa ESTO: FIFA presenta oficialmente las candidaturas del Mundial 2026

A las preguntas de periodistas marroquíes por las ausencias de futbolistas como Mehdi Carcela, Youssef En-Nesyri o Adel Taarabt en la última convocatoria de Renard, el entrenador respondió que, si bien está al tanto del rendimiento de los posibles seleccionables, hay “una competencia muy dura” por ganarse un hueco en el plantel.

“A Rusia van 23 jugadores y no habrá sitio para todo el mundo”, zanjó.

Por otro lado, Renard tuvo palabras de elogio para el centrocampista del Getafe Fayçal Fajr, y aseguró que, pese a no haber jugado demasiados minutos en los últimos partidos de la selección, es “indispensable” y “muy importante para el grupo”.

“Me gusta decir que es como un ‘regulador del ambiente’ (…) El día que me retire y mire atrás será uno de esos jugadores de los que no me olvidaré”, añadió el técnico, que destacó asimismo la capacidad de Fajr para ocupar “cuatro posiciones distintas en el centro del campo”.

Respecto al partido de este martes, Renard afirmó que Uzbekistán presentará una “oposición de calidad” y lo definió como “un buen equipo”, que acostumbra a manejar un alto porcentaje de posesión de balón.

Tras este encuentro, la selección marroquí no volverá a jugar hasta las semanas previas al Mundial, cuando está previsto que dispute tres amistosos ante rivales aún por definir.

Algunos medios locales publicaron hoy que dos de esos contrincantes serán Eslovaquia y Estonia. Preguntado al respecto, Renard no confirmó esa información y apuntó que Marruecos “quizás juegue contra una (de esas selecciones), pero no contra ambas”.