Steve Nash, Jason Kid y Ray Allen, elegidos al Salón de la Fama de la NBA

Los exbases, el canadiense Steve Nash, Jason Kidd, y los exescoltas Grant Hill y Ray Allen fueron hoy elegidos como nuevos miembros del Salón de la Fama del Baloncesto, correspondiente a la Clase del 2018.

Junto ellos, también salieron elegidos otro exbase Maurice Cheeks, el entrenador colegial Lefty Driesell y las exjugadoras Katie Smith y Tina Thompson.

Kidd y Nash ocupan el segundo y tercer lugar de asistencias, respectivamente, en la lista de todos los tiempos al concluir sus respectivas carreras profesionales.

Además, Kidd también ocupa el tercer lugar en la historia de la NBA con 107 triples-dobles, fue elegido 10 veces al Partido de las Estrellas y se proclamó campeón de la NBA con los Mavericks de Dallas.

Nash, nativo de Suráfrica, que se crió en Canadá, se convirtió en uno de los 12 jugadores que ganó dos premios de Jugador Más Valioso (MVP) y también llegó ocho veces al Partido de las Estrellas.

El exbase canadiense fue elegido tres veces para formar parte del primer equipo de la NBA durante los 18 años que estuvo en la competición con los Suns de Phoenix, Mavericks y Los Angeles Lakers, última franquicia a la que perteneció y en la que no pudo rendir al máximo debido a los problemas de espalda que sufrió.

La figura de Nash, con estilo de juego espectacular y lleno de creatividad hizo posible que el deporte del baloncesto adquiriese un desarrollo y popularidad especial en Canadá.

También destacó como jugador universitario con Santa Clara al conseguir dos veces ser Jugador del Año en la WCC durante las temporadas de 1995-96.

Kidd comenzó a brillar dentro de la NBA desde su primera temporada, 1994-95, cuando recibió el premio de Novato del Año, y luego estuvo 19 años como profesional en los que cinco veces fue elegido al Primer Equipo y en cuatro logró formar parte del Mejor Quinteto Defensivo.

Pero su gran logró deportivo fue el darle a los Mavericks el primer título y único que poseen de campeones de la NBA cuando se impusieron en las Finales del 2011 a los Heat de Miami en una remontada histórica.

Kidd también acabó su carrera profesional como segundo en la lista de todos los tiempos de robos al llegar a los 2.684.

Al igual que Nash consiguió el premio de Jugador del Año Pac-10 en la temporada de 1994 cuando estuvo con la universidad de California.

El nuevo miembro del Salón de la Fama ganó la medalla de oro con el equipo nacional de Estados Unidos en los Juegos Olímpicos de Sydney 2000 y en los Olímpicos de Pekin en el 2008.

Hill fue dos veces campeón nacional y dos veces All-American con los Blue Devils de Duke, pero las lesiones le impidieron alcanzar el mismo nivel como profesional durante las 19 temporadas que estuvo en la NBA después de jugar con los Pistons de Detroit, Orlando Magic, Suns de Phoenix y Los Angeles Clippers.

El nuevo miembro del Salón de la Fama formó siete veces parte de los equipos del Partido de las Estrellas e hizo el primero del All-NBA en la temporada de 1996-97.

Por su parte, Allen se convirtió en uno de los mejores encestadores de la NBA como lo demuestra ser el líder de todos los tiempos en triples, tanto en la competición de la temporada regular como en los playoffs.

Además, Allen ganó dos títulos de la NBA con los Celtics de Boston y los Heat de Miami y jugó 10 veces el Partido de las Estrellas.

Allen fue elegido dos veces al equipo All-NBA y ganó la medalla de oro con el equipo nacional de Estados Unidos en los Juegos Olímpicos de Sydney del 2000.

Durante su trayectoria universitaria, Allen ganó el premio de Jugador Nacional del Año en 1996, con el equipo de Connecticut.

Cheeks salió elegido después de haber sido titular con el equipo de los Sixers de Filadelfia que ganó el título de la NBA en la temporada de 1983 teniendo de compañeros al pívot Moses Malone y al alero Julius Erving, y jugaron otras dos veces las Finales.

Cheeks fue cuatro veces elegido al Partido de las Estrellas y al Equipo Defensivo, lo que le permitió acabar su carrera como el líder de todos los tiempos en robos con promedio de más de dos por partido.

Driesell, de 86 años, ocupa el undécimo puesto en la lista de ganadores de todos los tiempos en la historia de la División-I de la NCAA, además de llegar 13 veces al torneo nacional, ocho con los equipos de los Terrapins de Maryland, y con ellos ganó el título de la NIT, en 1972.

También dirigió a los equipos de Davidson, James Madison y Georgia State.

Smith y Thompson, dos de las mejores jugadoras de todos los tiempos del baloncesto femenino estadounidense, también entraron a formar parte del recinto sagrado de las leyendas.

Smith consiguió con el equipo nacional tres medallas de oro en los Juegos Olímpicos de Sydney 2000, Atenas 2004 y Pekín 2008.

Mientras que Thompson también consiguió dos medallas de oro olímpicas, cuatro títulos de la WNBA con los Cometas de Houston y fue elegida nueve veces al Partido de las Estrellas.

El Real Madrid es exhibido por el sotanero Bregoán

ara Breogán fue un tanque de oxígeno esta victoria, al llegar apenas a cuatro por nueve derrotas

El Magic lo volvió a hacer en la Arena CDMX

Orlando se presentó por segunda ocasión en una Arena Ciudad de México a reventar.

La NBA, comprometida con México

El mercado mexicano es muy importante para la NBA, eso lo tiene muy claro el Comisionado Adam Silver.

Partidazo y victoria del Magic a los Bulls en la CDMX

Zach LaVine falló en el momento clave y Chicago cayó ante su afición en la Arena CDMX

LO ÚLTIMO
LO MÁS VISTO
Newslwtter
NOTICIAS