Recias faenas de Arturo Soto y Sebastián Macías

Mexico, 2018-04-08 22:00:26 | Miguel Angel García

POR MIGUEL ÁNGEL GARCÍA

FOTOS: MARTÍN MONTIEL

Insistimos: aquí hay un torero. El novillero Arturo Soto, que bien valía haber estado en tercia tanto en La México como en La San Marcos luego de haber triunfado ya en ambos lados tiempo atrás con el corte de orejas, alcanzó esta vez a penas una novillada de oportunidad en el gran coso y lejos de caer anímicamente volvió a dejar en claro que está hecho para retos mayores no importa si es ante una sola oportunidad. A él se suma el tlaxcalteca Sebastián Macías, que también está para compromiso más grandes y para repetir como lo están haciendo los alumnos de la escuela Espectáculos Taurinos de México, pues si bien este gremio ha lanzado grandes prospectos de Aguascalientes, existen toreros como Soto y Macías que son excelentes candidatos para cumplir con las wexigencias, sus cualidades hasta un ciego puede verlas. Estos dos novilleros necesitan de más oportunidades, ahí están sus argumentos, nada es mentira.

Esta tarde los dos lograron faenas recias por su contundencia, por lo bien pensadas con lo que por ahora tienen como técnica, haciéndose cada cual y en sus diferentes propuestas de las embestidas de sus respectivos novillos, que en realidad no colaboraron mucho para el lucimiento de los dos toreos. Pero sobre todo Arturo hizo ver bien al astado, obligándolo a embestir, estando por encima en una faena para verdaderos conocedores, como la de Sebastián de igual manera, aunque en otro ritmo y tenor, pero con el común de hacerlo con mucha cabeza ambos coletudos.

TARDES MARAVILLOSAS

Sigue sin animarse la afición para asistir al coso en más número y eso que la empresa adelantó la temporada salvándonos de las lluvias. Los días han sido de maravilla, sol, nada de tormentas y buenos prospectos novilleriles. ¿Qué pasa entonces? Hoy en día se ha vuelto una moda tirarse en el sillón para ver el festejo por televisión o internet y desde ahí hacerla de juez. Hoy en día los niños entran gratis, los boletos son muy accesibles para los adultos y hasta palomitas hay de regalo para los infantes, que es un gran detalle de la empresa. Estos días de novilladas han sido preciosos, lástima que mucha gente se lo pierda.

Tras el paseíllo se rindió un minuto de aplausos en memoria del rejoneador Ángel Peralta y el fotógrafo decano José Negrete, recién fallecidos.

El ganado de Real de Valladolid dejó mucho que desear por su poco recorrido y falta de casta; enrazados y tercero y cuarto.

GRAN PROSPECTO

Sebastián Macías se dio a probar con la capa a su socio, para con la muleta ya estar mejor conectado y así lo demostró al comenzar una faena pensada y en sitio. Pechó con un novillo de medido recorrido y fuerza un tanto igual, no lo ahogó, el torero le dio siempre sus pausas y fue así que le extrajo pases de mucho mérito para lograr una labor destacada. Remachó con Bernardinas y rubricó de una estocada certera. Labor muy completa del novillero. Y esa poquitita gente que pagó por entrar pidió con insistencia la oreja, a nuestro parecer bien ganada, pero para el juez pasó de noche la labor del torero. Todo quedó en una aplaudida vuelta al ruedo.

SIGUE RATIFICÁNDOSE

Arturo Soto muy bien se hizo de su astado bregando a la altura para rematar de una pinturera revolera y bregó al caballo por la misma tesitura y quitó por tafalleras bien plantado. Poca tela, novillo sin recorrido, descastado. Pero Arturo llegó emperrado y le hizo tragar a tirabuzón, haciéndose de maravilla del astado, echándole la muleta hasta los belfos para hacerlo tragar series templadas, obligando al socio a embestir. Arturo se impuso con valentía, con cabeza, dejando ver lo que no tenía el animal, pues sí que le formó tandas hasta donde más pudo e hizo ir al novillo. La labor fue madura, bien planteada, mostrando el torero que está hecho para retos mayores. Exprimió por ambos lados todo lo que el astado pudo ofrecer, faena ante la que el público estuvo pendiente en todo momento. Previo a tirarse a matar el juez tocó un aviso, evidenciando su falta de criterio, ya que la labor del torero no fue anodina, más para él seguro que si. Pinchazo hondo y estocada entera dejó el torero para recibir una fuerte ovación. Muy completa la labor de Arturo, que jamás se desprendió de su novillo como ejemplar director de su lidia.

DE TODO UN POCO

Jorge Salvatierra, apurado con la capa en los lances de recibo como en los quites. Con la muleta tuvo sus dudas y suele pasar que los toros de mejor recorrido tocan a los torero de menor entendimiento. Estuvo Jorge en la cara del novillo sin echar pie atrás, pero tampoco echó para adelante como lo exigió su oponente. Y los errores se pagan caros, como los tremendos arropones que le propinó el novillo tanto en la suerte de capa como en la de muleta. Lo despachó de una certera estocada.

Juan Padilla poco pudo hacer con la capa al írsele para arriba su socio. Con la muleta la historia no fue diferente, ya que por el pitón derecho el astado complicó todo con sus embestidas descompuestas, pegando gañafonazos a diestra y siniestra cual rehilete. Demasiado áspero el novillo para la experiencia del torero que no lo pudo meter a la canasta pese a su empeño y valor. Pinchazo y estocada.

Arturo de Alba se llevó el peor novillo del encierro, descastado y débil, sin nada que ofrecerle. Le buscó hacer fiesta, pero sus ganas de agradar se estrellaron ante la mansedumbre.

Sebastián Soriano, empeñoso con la capa y eso si, armó la escandalera con las banderillas haciendo de las suyas en diferentes ejecuciones. Con la muleta la historia fue diferente, poco pudo hacer ante las pocas posibilidades que le brindó su novillo. Mal matando.