Pumas derrota a Puebla y se mete a la pelea por la liguilla

Mexico, 2018-04-16 09:30:39 | Redacción ESTO

POR MARCO POLO ZÚÑIGA

En el tramo crucial de la temporada, cuando la tendencia parecía condenar al Club Universidad Nacional. Nicolás Castillo dio su mejor tarde del torneo (triplete) para guiar a los suyos y liquidar al Puebla en Ciudad Universitaria, 4-2 final. Gracias a las garras del andino, Pumas rompió una racha de ocho partidos sin triunfo que le permite dormir a un punto de zona de Liguilla.

Puebla fue un dolor de cabeza con un inspirado Lucas Cavallini, el canadiense complicó a los felinos con dos tantos. La ferocidad de Matías Alustiza empujó a su equipo. Sin embargo los zarpazos de Nicolás partieron a La Franja con dos zaparrazos en reivindicación de la comunidad universitaria.

EL JUEGO 

Como felino que acorrala a su presa, así salió Pumas en contra del Puebla en Ciudad Universitaria. Decidido a romper con la tendencia negativa; empujado por su gente para pelear por la Liguilla. Y si consiguió de inicio replegar al equipo de Enrique Meza. Pablo Barrera y Jesús Gallardo explotaron las bandas, al tiempo que los Camoteros corrieron detrás del balón, poco común en las escuadras de Profe.

Dinámico, generoso en el esfuerzo, todo le salía al conjunto del Pedregal. En una acción bien elaborada, Pablo Barrera se internó en el área. El “Dinamita” reventó la base del poste, luego el balón viajó en dirección a Jesús Gallardo; su cañón fue cortado en la línea por un defensor poblano. En media cancha, Marcelo Díaz daba amplitud y pulcritud, lo que propició que Matías Alustiza generara peligro. Sin embargo, el “Chavo” no salió fino. Apenas agobió con un tiro cruzado, pero lejos del arco visitante.

La Franja rebasó la media cancha en algunas ocasiones. Le faltó creatividad en el primer tiempo, abusó de los pases laterales y no pudo ser profundo en el terreno universitario. Nico volvió a intentar con otro envío raso que murió desviado de la meta de Moisés Muñoz. Era mejor Pumas, por lo menos tenía controlado al rival.

En un abrir y cerrar de ojos, el cuadro poblano sometió a Pumas. Lucas Cavallini se hizo espacio dentro del área y fusiló con el botín derecho al “Pollo” Saldívar. Sorpresivamente, el Puebla aprovechó su oportunidad más clara y se puso al frente en el marcador a unos minutos de entrar al medio tiempo, para desgracia de la porra universitaria.

Ya con el marcador (0-1) y cronómetro en contra, parecía que Pumas estaba desinflado. Sin embargo, la recta final fue una réplica futbolística del comienzo. Los pupilos de Patiño respondieron con trazo medido de Marcelo Díaz a Nicolás Castillo. Aguantó la marca el andino, controló de pecho y fusiló por abajo de las piernas a Muñoz, justo en la agonía. El futbol recompensó al cuadro felino, que se fue al descanso con la pizarra igualada 1-1.

Más atractivo el complemento en el Olímpico Universitario. Pumas y Camoteros tomaron un respiro en el vestidor: a matar o morir el resto de la batalla, pues a ninguna le funcionaba el empate, un punto los condenaba a la eliminación. Una postura agresiva es la que asumió la visita: Brayan Angulo avisó mediante un cañonazo que contuvo Saldívar.

Se hizo de ida y vuelta, Pumas mordió en busca de marcar el segundo, así que Puebla no tuvo más remedio que esperar en propio terreno.  La cueva felina estalló en júbilo gracias a Matías Alustiza. El argentino ganó por los aires: conectó con la testa, el esférico besó el poste previo a su encuentro con las redes.

Poco le duró al gusto a la localía, La Franja encontró el empate gracias a Lucas Cavallini. El canadiense puso las cosas 2-2 en perfecto remate de cabeza. El panorama lucía más adverso por la expulsión de Mauro Formica, el argentino había dejado en inferioridad numérica a su equipo antes del gol poblano.

Todo estaba en contra de Pumas en el momento crucial del partido. El cuadro del Pedregal se salvó en un par de ocasiones por los embates poblanos, uno de ellos se estrelló en el poste. Fue en ese lapso que los auriazules sacaron fuerzas en Nicolás Castillo. El chileno recibió un balón de Jesús Gallardo. Dentro del área, el ariete fusiló tan potente que ni la pierna de un poblano evitó la caída de su marco: 3-2 para Pumas, el Olímpico se rindió al sudamericano.

Castillo no se conformó con el doblete. En tiempo de compensación, el ariete controló la pelota para ingresar al área y resolver bombeado ante la salda de Moisés. ¡Gol de Pumas! 4-2 en la frente del Puebla. El Club Universidad Nacional necesitó de su mejor hombre para quebrar una racha de nueve encuentros sin triunfo y dar un zarpazo con rumbo a la Liguilla, por ahora, está un punto abajo del Pachuca, octavo lugar de la tabla.

GOLES