Pep Guardiola y su futbol conquistan Inglaterra

Dos temporadas y 458 millones de libras (526 millones de euros) invertidos después, Pep Guardiola ha conseguido este domingo el gran objetivo que marcó a su llegada a Inglaterra en verano de 2016: ganar la Premier League, y hacerlo con su fútbol.

El City cayó sorpresivamente en casa el pasado sábado ante el Manchester United (2-3), su rival de patio, y desperdició la posibilidad de celebrar el título ante sus aficionados.

Superada esa decepción y las dos derrotas a manos del Liverpool en los cuartos de final de la Liga de Campeones, el equipo de Guardiola hizo los deberes el sábado en Wembley, superó por un convincente 1-3 al Tottenham Hotspur y se limitó a esperar un tropiezo de los de José Mourinho.

Dos ‘match ball’ tenía el United para intentar aplazar todo lo posible el alirón de sus vecinos: el primero este sábado en casa ante el West Bromwich Albion, el último clasificado de la tabla, y el segundo el próximo miércoles a domicilio contra el Bournemouth.

No hizo falta esperar hasta el miércoles, ya que los ‘Baggies’ dieron una de las sorpresas de la temporada y asaltaron este sábado el estadio de Old Trafford gracias a un gol del delantero Jay Rodríguez (0-1) y entregaron la Premier League en bandeja a los ‘celestes’, que se coronaron como nuevos reyes de Inglaterra sin jugar.

La segunda campaña de Pep en las islas ha sido plácida en lo futbolístico, con dominio absoluto de la competición desde el arranque hasta el final -tiene 16 puntos de ventaja sobre el segundo a falta de cinco partidos-, pero movida y polémica en lo personal; sobre todo por la decisión de lucir en su vestimenta durante los partidos y ruedas de prensa el controvertido lazo amarillo.

El lazo se ha convertido en un símbolo de protesta de los secesionistas catalanes para reclamar la libertad de Jordi Sánchez y Jordi Cuixart, en prisión desde hace casi medio año, y de Joaquim Forn y Oriol Junqueras, encarcelados desde el pasado 2 de noviembre.

La Federación Inglesa (FA), que había advertido en varias ocasiones al técnico sobre el uso de símbolos con trasfondo político, acabó por multarlo a comienzos de marzo con 20.000 libras (22.500 euros) por contravenir las normas publicitarias del organismo.

El asunto del lazo, que ha movilizado a gran parte de la afición del City, que no ha dudado en ponerse del lado de su entrenador, ha acabado por convertirse en una cuestión casi de Estado y recurrente tanto para los medios británicos como los españoles e internacionales en las ruedas de prensa.

También ha despertado cierto recelo en las islas el elevado desembolso realizado por el equipo inglés en los 19 meses de reinado de Guardiola en Manchester para reforzar la plantilla: 526 millones de euros -más de la mitad en defensas-.

Desde verano de 2016 han llegado al Etihad Stadium jugadores de la talla de Aymeric Laporte (65 millones), Benjamin Mendy (57), John Stones (55), Kyle Walker (51), Leroy Sané (50), Bernardo Silva (50), Ederson (40), Gabriel Jesús (32), Danilo (30), Ilkay Gündogan (27), Claudio Bravo (18) y Oleksandr Zinchenko (2), además de Nolito (18, ahora en el Sevilla), Douglas Luiz (12, cedido en el Girona) y Marlos Moreno (5, en el Flamengo).

Sin embargo, polémicas aparte, el segundo año del técnico catalán en Inglaterra ha sido excelso, y sólo las derrotas a manos del modesto Wigan Athletic (1-0) en los octavos de final de la Copa de Inglaterra (FA Cup) y ante el Liverpool (3-0, en la ida de cuartos de la Champions; y 1-2 en la vuelta) han sido un ligero tachón en su impecable hoja de servicios.

El pasado 25 de febrero, el City levantó en el icónico estadio de Wembley su primer título en la ‘Era Guardiola’: la Copa de la Liga.

Después de un primer año agridulce, en el que terminó tercero en liga, cedió en octavos de final de la Copa de la Liga y en semifinales de la FA Cup, el preparador de Santpedor pudo, por fin, amarrar su primer entorchado en el banquillo del Etihad Stadium.

Goleó 3-0 al Arsenal en Londres, estrenó su palmarés en Inglaterra y recuperó la moral tras el batacazo en FA Cup para llegar al tramo final de curso con los ánimos por las nubes.

El año y ocho meses que le costó a Pep conquistar su primer trofeo en Inglaterra supera los 11 meses que se demoró en ganar con el Barcelona -la Copa del Rey sobre el Athletic Club- y los 11 meses que tardó en levantar la Bundesliga con el Bayern Múnich.

Ahora, casi dos meses después de coronarse en Wembley, el estratega catalán ha sumado uno más y ha agrandado su palmarés con el título de la Premier League. Y suma ya 23 en su carrera: 14 con el Barcelona, 7 con el Bayern Múnich y 2 con el Manchester City.

LAS MARCAS

Es cierto que este City no será como el mítico Arsenal de ‘Los Invencibles’ de la temporada 2004/2005, ni como el Juventus de la campaña 2011/2012, y no quedará invicto, pero en la historia de Inglaterra Guardiola puede grabar su nombre en algunos de los récords más importantes de una de las mejores ligas del mundo.

Aunque estos hitos sean solo algo anecdótico y no tengan valor real como título, se unirían a una exitosa segunda campaña del técnico español al frente de los ‘Sky Blues’, en la que ha conquistado la Premier y la Copa de la Liga (EFL Cup).

Los mayores sinsabores han llegado en la FA Cup (Copa de Inglaterra), en la que cedió ante el modesto Wigan Athletic, y, sobre todo, en la Liga de Campeones, en la cual cayó con estrépito en cuartos de final ante el Liverpool por un global de 5-1.

El total de récords que los ‘Citizens’ tienen a tiro asciende a seis, siendo los más asequibles el de mayor número de victorias, mayor número de goles y el de más puntos en una temporada.

Tras la victoria el sábado ante el Tottenham en Wembley, gracias a los tantos de Gabriel Jesús, Ilkay Gündogan y Raheem Sterling, el City comanda la tabla con 87 puntos, es decir, a ocho del récord que el Chelsea de José Mourinho estableció en la campaña 2004/2005.

Para superar la marca de los londinenses, al City le valdría con sumar nueve de los últimos 15 puntos, para lo que visitará al West Ham y Southampton, y recibirá en casa al Brighton & Hove Albion, Swansea y al Huddersfield Town.

Con dos victorias en esos cinco partidos igualaría el récord de más triunfos en una temporada, amarrado por el Chelsea de Antonio Conte el año pasado, con 30 victorias, mientras que, para superar a los ‘Blues’ en la marca de más goles en una campaña necesitaría rebasar los 103 que precisamente los londinenses anotaron en la 2009/2010 con Carlo Ancelotti en el banquillo.

Quizás este último sea uno de los más complicados debido a que necesitarían 11 goles en cinco partidos, es decir, una media superior a 2 tantos por encuentro, aunque si mantienen la que ostentan actualmente -2,81 goles por encuentro- destrozarían la plusmarca.

Dentro de esta faceta goleadora, el City aún podría convertirse en el equipo de la historia de la Premier, desde que esta competición empezase a andar el 15 de agosto de 1992, con una mejor diferencia de goles en su casillero.

Ancelotti y su Chelsea clavaron la marca en 71 goles, descontando los encajados a los marcados, pero el club azul de Manchester mantiene una diferencia de 68 tantos, con vistas a ampliarla si siguiese sumando más triunfos.

Si el City, que solo ha hincado la rodilla en dos ocasiones este año en la competición doméstica -ante el Liverpool en Anfield (4-3) y contra el United en el Etihad Stadium (2-3)-, continuase su marcha triunfal, otros récords caerían por su propio peso, como el de mayor diferencia con el segundo clasificado, en poder del United de la 200/2001, que dejó a 18 puntos al Arsenal -el City aventaja en 16 al United-, y el de más victorias fuera de casa (15), sostenido por el Chelsea de la campaña 2004/2005, que los de Guardiola superarían sin ganan todos los partidos restantes.

En la vitrina de Guardiola ya figura la marca de 18 victorias consecutivas, entre el 26 de agosto y el 27 de diciembre de 2017, y aunque algunos, como el de menos goles encajados -15, Chelsea 2004/2005- o el de marcar en todos los partidos -Arsenal 2001/2002- ya no sean posibles sobre la mesa, queda la posibilidad de que esta sea, aún más, una temporada histórica para los de Manchester.

Tras haber dominado en España, con el Barcelona, y en Alemania, con el Bayern de Múnich, Guardiola comienza a impregnar con su sello los libros de historia de la Premier. Ahora, cuenta con cinco partidos por delante para que su City eche el telón a la temporada con récords para la posterioridad.

El Betis sigue en ascenso venciendo al Espanyol

Los béticos alcanzaron 25 unidades para meterse a los puestos de competiciones europeas

Un Lionel Messi bestial destroza al Levante de visita

El Barcelona goleó 5-0 al Levante, con un triplete de Messi, este domingo en la 16ª jornada liguera

El Standard de Lieja golea en casa al Zulte-Waregem

El Standard llegó a 30 unidades en 19 partidos, con lo cual el equipo de Ochoa alcanzó la séptima posición

Liverpool le pega al Manchester United en Clásico

Mané, y Shaquiri en dos ocasiones, castigaron a los de Mourinho.

LO ÚLTIMO
LO MÁS VISTO
Newslwtter
NOTICIAS