Oreja para Joaquín Gallo en La México

Mexico, 2018-04-15 23:12:47 | Redacción ESTO

La séptima novillada de Soñadores de Gloria en la Plaza México tuvo una solitaria vuelta al ruedo para el rejoneador Joaquín Gallo, quien destacó con el abre plaza del festejo, lo mismo que el novillero Alejandro Fernández que malogró una importante faena con el sexto del festejo, de nombre Destilado, aplaudido en el arrastre. El zacatecano Ángel Espinoza Platerito, sufrió un percance al poner el segundo par de banderillas, encajándose un arpón en la pantorrilla izquierda, siendo operado con éxito en la enfermería de la Plaza México
Desvelado, de 427 kilos, fue el abre plaza del festejo para el rejoneador Joaquín Gallo, que colocó dos rejones de castigo para después adornarse con las banderillas, ante un ejemplar que tuvo calidad, movilidad, y transmisión. Logró conectar con el tendido cuando ejecutó el carrusel para colocar en buen sitio las banderillas cortas. Tuvo fallas con el rejón de muerte, por lo que mató a pie al primer intento, dejando una buena estocada. Ligera petición de oreja que no fue concedida, quedando en una vuelta al ruedo.
Goloso, de 419 kilos, segundo de la tarde, que tocó en suerte a Ángel Espinoza Platerito, quien estuvo breve con el capote, dejando un quite vistoso y variado. Tomó los palos para cubrir el segundo tercio, y en el segundo par se le venció el novillo y se clavó un arpón en la pantorrilla izquierda, siendo trasladado a la enfermería, donde fue intervenido quirúrgicamente. Carlos Casanueva tomó la muleta y dejó una buena serie por el pitón derecho para después tener momentos aislados de valía. Estocada y un golpe de descabello para pasaportar al de La Muralla y retirarse entre palmas.
El tercero del festejo fue para el novillero tapatío Carlos Casanueva, que dejó muletazos de valía, destacando su labor por el pitón derecho, lado por el que construyó una faena que estuvo marcada por instantes de lucimiento, errático con la espada escuchó un aviso y se retiró entre palmas.
Venturoso, de San Constantino, fue el cuarto bis para el novillero hidrocálido Rafael Reynoso, que toreó con cadencia por verónicas con el capote. Brindó su trasteo muleteril al respetable, momento en el que ya caía la lluvia sobre el ruedo de la Plaza México, y pese a ello Reynoso consiguió extraer buenas series por ambos lados, buscando en todo momento el lucimiento, y logrando la conexión con el respetable. Pesado con la espada escuchó dos avisos y palmas
Soñador, de Monte Caldera, fue el quinto bis para el ecuatoriano Javier Segovia que hacía su debut en la Plaza México, voluntad en todo momento tuvo el espada que consiguió muletazos de buena manufactura, con temple y largueza, sin embargo, la faena no llegó a romper. Palmas tras aviso tras pasaportar al novillo de Monte Caldera.
Con el cierra plaza, Destilado, de La Muralla, Alejandro Fernández aquilató el buen toreo con capote y muleta, ceñido en un quite por chicuelinas que remató con una revolera. Llegó a la muleta para torear con clase a un novillo que tuvo calidad y recorrido. Series de poder y mando llevaron al jalisciense a firmar una faena que fue a más, toreando por momentos con mucha despaciosidad y temple, sin embargo, las fallas con la espada le privaron de la posibilidad de cosechar los trofeos, siendo fuertemente aplaudido por el público al término de su actuación, escuchando antes los dos avisos.

RESEÑA
Séptima Novillada de Soñadores de Gloria, en la Plaza México. Tarde con lluvia pertinaz y viento. Se lidiaron novillos de La Muralla, además de dos ejemplares de San Constantino (cuarto bis), y Monte Caldera (quinto bis). Joaquín Gallo, vuelta al ruedo tras petición; Ángel Espinoza Platerito, herido; Carlos Casanueva palmas (en el que mató por Platerito), y silencio tras aviso; Rafael Reynoso, palmas tras dos avisos; Javier Segovia, palmas tras aviso, y Alejandro Fernández, palmas tras dos avisos. Los Forcados de Pachuca fueron ovacionados tras la pega realizada al abre plaza.