Cuando se trabaja con el corazón...¡No hay imposibles!

“No es la condición de una persona la que determina lo que ésta puede o no puede hacer, si no su esfuerzo y su trabajo”, es la frase que le da vida al proyecto “México Incluyente”, que como parte importante de la fundación Red Nacional para la Prevención de la Discapacidad en México (RENAPRED) ha implementado retos importantes para gente con discapacidad, como subir a la cima del Klimanjaro, la monte más grande de África, o el que llevarán a cabo la próxima semana, que será bucear en las Islas Revillagigedo, el santuario submarino más importante de México y el mundo. La Renapred es una organización de la sociedad civil que está operando desde hace 12 años.

Desde sus inicios el objetivo central de esta fundación es la prevención de enfermedades en niños que puedan causar discapacidad, pero desde hace tiempo se decidió abrir una nueva línea de trabajo, y ésta es la inclusión de estas personas.

El director del proyecto “México Incluyente”, Federico Núñez Perea, expuso las cusas y efectos de llevar a cabo retos que demuestren que la discapacidad no es más que sólo una condición, sin limitantes en ningún aspecto de la vida.

“Lo que no podemos prevenir, debemos incluirlo, una persona que nace, desarrolla o adquiere alguna condición de discapacidad tiene los mismos derechos que una en estado “normal”. En esto enfrentamos dos obstáculos principales: el primero son las barreras de tipo arquitectónico, físico y urbano que enfrentan las personas con discapacidad para poder incorporarse a la sociedad, y las otras que son quizá las más importantes son la barreras de actitud, que son cuando alguien discrimina o excluye a una persona por su condición sin permitirle a esa persona desarrollar  su potencial. Por eso decidimos sacar este proyecto de inclusión y nos preguntamos ¿Cómo hacerlo? ¿Cómo demostrarle a la gente el potencial de estas personas? Que tienen mucho que dar”, platicó Federico.

Estableciendo como estrategia proponer un reto que pareciera imposible, Núñez Perea se aventuró a lograr que estas personas “demostraran a la gente que no hay imposibles, así que en noviembre de 2016 salimos en la primera expedición mexicana rumbo al Kilimanjaro, en donde logramos llegar a la cúspide en diciembre con un chico que no tenía piernas, uno que no veía y uno que no escuchaba, regresamos e hicimos una campaña en la que le demostramos a la gente que si Benjamín, que no tiene piernas fue capaz de llegar a la cima del Kilimanjaro, él es capaz de hacer cualquier cosa, sólo dale la oportunidad”.

Agregó: “Con ese éxito hicimos los preparativos para lanzar este segundo reto: la primera expedición mexicana inclusiva submarina a la Islas Revillagigedo, con lo que buscamos demostrar que no es la condición de una persona la que determina lo que ésta puede o no puede hacer, si no su esfuerzo, voluntad y trabajo si les damos las condiciones, y que cuando trabajan juntos personas con y sin discapacidad, no hay imposibles”.

PRIMER RETO

La inquieta Stephanie Núñez es hija de Federico, la joven tiene discapacidad motriz y se ha preparado con ilusión y fuerza de voluntad para enfrentar el reto de hacer buceo en las Islas Revillagigedo. Con 29 años de edad y una ansias de demostrar que puede lograrlo, cuenta los minutos para poder vivir la experiencia más grande de su vida.

“me mueve mucho ver la fuerza del papá que tengo, que bueno que tengo a alguien que me apoya y que me hace ver que mis condiciones no son una limitante, sino una oportunidad de hacer muchas cosas, es un gran orgullo y un apoyo, para mí la discapacidad no existe, es una condición que puedes brincar con actitud, para mí no hay barreras física ni mentales. Es mi primer reto y va a ser una experiencia increíble, sé que es algo que va a trascender”, expuso Stephanie.

FOTO: Oswaldo Figueroa

FEDERICO OLIVARES

El ingeniero en sistemas, Federico Olivares, también postrado en una silla con ruedas podrá sacar a flote todos los conocimientos adquiridos en un arduo y exigente entrenamiento para poder bucear en las Islas Revillagigedo, pero asume el reto con muchas aspiraciones de poder lograr algo importante que marcará su vida.

“Es la primera vez que voy a bucear en el mar. Antes de mi lesión me gustaba mucho el deporte, ahora con estos retos me doy cuenta que todo lo podemos hacer, como una persona ‘normal’, solamente es que nos den la oportunidad de demostrar de lo que somos capaces”.

Federico se dio cuenta de muchas cosas que puede hacer las personas con sus condiciones y lanza la convocatoria para que no se dejen vencer.

“Se da uno cuenta que solamente son herramientas las que nos hacen falta, pero las personas que nos apoyan nos hacen ver que podemos hacer lo que sea, son cosas básicas para desarrollar todo lo que quieres hacer. Llevo nueve meses de intensa preparación para enfrentar el reto de Revillagigedo, que será una sensación increíble estar ahí y poder demostrar que podemos y ver ese mudo maravilloso que tenemos en el mar. Algo que no vemos y que debemos respetar por el bien de nosotros mismos”.

FUNCIÓN

Federico Núñez Iturriaga, hijo del director del proyecto, juega un papel importante en el que trata que la sociedad conozca los problemas por los que pasan estas personas y las acciones que realizan “creo que nuestra sociedad debe escuchar y saber que hay personas como ellos que buscan superarse y están buscando el coexistir y potenciar todos los valores humanos es algo fenomenal. Le agradezco a mi padre que me haya permitido ser parte de esta revolución, porque creo que hay revoluciones pequeñas que no muchos ven, pero cuando te das el tiempo de conocerlas te das cuenta que hay cosas que enaltecen los valores del ser humano, que le tocan la dignidad, el cariño el amor por la vida creo que es algo fenomenal, y es algo que en este momento estoy intentando hacer, que seamos muchos los que podamos conocer lo que hacen estas personas, esas pequeñas acciones que van mostrando un mejor mundo apara todos nosotros”, finalizó.

En Revillagigedo estarán diez días, harán dos inmersiones diarias con un gran equipo de apoyo con el que estarán trabajando, uno de la UNAM, van con fotógrafos y videográfos para llevar a cabo este reto tan complejo que para llevarlo a cabo fue coordinado con la Comisión Nacional de Áreas naturales Protegidas, la Secretaría de Gobernación permite el acceso a las islas y la Marina de México, que es la responsable del cuidado y salvaguarda del lugar.

El domingo 22 serán trasladados en un avión de la Marina, saliendo del Hangar de la Armada de México, llegan a la Isla Socorro, en tierra en buque de la armada embarcarán todo el equipo necesario para que las personas que van tengan las herramientas pertinentes para hacer el reto de acuerdo a sus condiciones.

Regresarán a tierra el 6 de mayo a Manzanillo, Colima.

LA CIFRA

12

Años tiene de haber nacido Renapred, en septiembre del año 2016 promoviendo la ingesta del Ácido Fólico coordinándose con la Secretaría de Salud.

4

Acciones básicas ha implementado la Renapred: 1.- implementar el ácido fólico; 2.- la prueba del tamíz neonatal al recién nacido; 3.- exploración profunda del bebé al nacer y 4.- la adecuada nutrición de la madre antes, durante y después del embarazo.

2016

Es el año en que se adhiere el programa “México Incluyente” a Renapred, con tres objetivos básicos.

3

Causas importantes de discapacidad hay en nuestro país: hipertensión, diabetes y accidentes.

 

 

Acusan a federación de clavados de EU de encubrir abuso sexual

La noticia del caso se produce después del escándalo de abuso que aturdió a USA Gymnastics

Nuria Diosdado quiere ser la reina de JCC

La nadadora artística espera destacar en su participación en Barranquilla 2018.

Paola Espinosa destaca a mexicanos para Barranquilla 2018

La clavadista aseguró que les va a ir muy bien en los Centroamericanos.

Adriana Jiménez gana medalla de plata en Portugal

La clavadista mexicana, Adriana Jiménez, volvió a demostrar su calidad al conquistar la presea de plata

Newslwtter
NOTICIAS