Vela y los hermanos Dos Santos hacen camino al andar

ÁMSTERDAM, Holanda.- La belleza de esta ciudad invita a salir por sus calles y respirarla calle tras calle. Su ambiente es relajado, con viento frío que baja del norte y que obliga a salir bien tapado. El hombre del momento en la Selección, Carlos Vela, tampoco se resistió a los encantos de Ámsterdam, en un momento muy especial para él, porque su regreso al Tricolor no pudo ser mejor.

Junto a sus amigos, los hermanos Dos Santos, salió a disfrutar de todo: de la ciudad, de su vuelta a la Selección, de sus goles, del reencuentro con sus amigos y hasta del cariño de los aficionados que los reconocieron paso a paso.

Un gran deportista que en el fondo es como cualquier ser humano, que tiene gustos y momentos de apreciar la vida, así que junto a Gío y Jonathan, y ESTO, caminó por las calles de la fría Ámsterdam un día después del triunfo sobre Holanda.

Sin embargo, lo más importante fue que retornó cual guerrero en hombros tras su loable actuación. Feliz, radiante, comprensivo con los aficionados y envuelto en una cálida sencillez, el “Bombardero” no prendió “mecha” con sus amigos y se dispuso a caminar entre risas, bicicletas, tranvías y múltiple gente que le reconocía a su paso.

Así que simplemente decía, “vengo a entrenar, a jugar, solamente a eso”, explicaba brevemente a cada paso, mismo que era bien vigilado debido a la frenética ciudad. Vestido con jeans y una chamarra ligera, pues está acostumbrado al frío invernal de Europa, decía que por el momento no dará entrevistas a los medios de comunicación, ya que “solamente vengo a jugar y a disfrutar”, hecho que significó madurez y concentración.

A su lado entraba en la camaradería de sus eternos amigos, los hermanos Dos Santos, quienes le sacaron una que otra carcajada con aquellos “chistes locales” y amenazaban a subirlo a una bicicleta para echar carreritas, siempre en una atmósfera cordial.

Debido a su conocimiento de Europa, los tres se sintieron como en casa pese a militar en las ciudades de Villarreal y San Sebastián, conocieron y descubrieron aún más la enorme belleza de Ámsterdam y quedaron estupefactos con la belleza del parque central de la ciudad, pero más del buen ambiente en la Selección, “es increíble”, fue de lo poco que pudo decir Carlos Vela respecto a su triunfal regreso al combinado nacional.

El recorrido fue ameno, un poco corto en cuanto a tiempo, pues más tarde volvieron al hotel para cenar y descansar previo a un nuevo entrenamiento en vísperas del viaje a Bielorrusia. Sin embargo, su tarde la aprovecharon para estirar el cuerpo, relajarse, disfrutar el momento, como en los viejos tiempos, y dejarse consentir por una Ámsterdam que los cobijó desde el pasado lunes.

Fue un camino encendido por Vela, un camino que no fue el mismo después de casi tres años y que hoy apunta a estar en trayecto con la Selección de aquí a Rusia 2018. Hoy en Holanda, son sus primeros pasos en esta nueva aventura.

La Selección Mexicana Femenil tendrá un partido de preparación ante Japón

La Federación Mexicana de Futbol anunció que las dirigidas por Mónica Vergara tendrá una gira por el país nipón

Chicharito tiene las puertas del Tri abiertas: Gerardo Torrado

El directivo aseguró que todos los jugadores que sean seleccionables pueden ir en cualquier momento

Martino revela la convocatoria de México para Final Four de Nations League

Raúl Jiménez se mantiene dentro de la lista pese a no saber si podrá utilizarlo

Jimmy Lozano convoca 23 jugadores para la gira por España

La base de este equipo son las Chivas con seis elementos y sorprende la ausencia de Uriel Antuna

NOTICIAS
<