¡Espectacular recuperación! Valdez ya olvidó la fractura de quijada

Mexico, 2018-04-19 22:35:50 | José Luis Camarillo

POR JOSÉ LUIS CAMARILLO

En menos tiempo del calculado, el sonorense Óscar Valdez se enorgullece de mostrar una mandíbula sana de nuevo.

Así lo dio a conocer Claudia Ruiz, vocero oficial del Team Valdez, vía Twitter. “Buenas noticias para @oscarvaldez56 después de la consulta con el Dr. Douglas, en California. Le quitaron los frenos delanteros, puede abrir bien la boca y evoluciona satisfactoriamente”, señaló en la parte medular de su breve texto.

Como se recordará, el nativo de Nogales tuvo que echar por delante alma y corazón, para resolver el grave problema que le causó la fractura de quijada que sufrió a la mitad del combate de la que fue su cuarta defensa del título mundial pluma de la WBO, el pasado 10 de marzo en el StubHub Center de Carson, California.

También puedes leer: Sulaimán espera “Canelo” vs “GGG” para septiembre

En dicha ocasión, Óscar superó por decisión unánime en 12 volcánicos episodios al irlandés Scott Quigg, un hombre que se excedió de peso en la ceremonia oficial y que subió con la experiencia de haber reinado en el trono supergallo de la WBA entre 2012 y 2016.

Óscar Rafael Valdez Fierro asombró a propios y extraños por lo que es considerado como una real hazaña del ring. El dos veces peleador olímpico se había coronado al noquear en dos asaltos al hasta entonces imbatido argentino Matías Rueda, el 23 de julio de 2016 en el MGM Grand de Las Vegas.

Sus tres defensas previas fueron contra el japonés Hiroshige Osawa (KOT en 7), el colombiano Miguel Marriaga (veredicto unánime) y el filipino Genesis Servania (fallo unánime). No se sorprenda usted si en el futuro uno de ellos se convierte en monarca del mundo, dada la reciedumbre y calidad boxística de ese trío.

También puedes leer: Nevada suspende seis meses al “Canelo” Álvarez

Aquella noche, Frank Espinoza, mánager de Óscar, reportó que el peleador ex olímpico se batió ocho asaltos con la mandíbula fracturada, ya que sintió dolor desde el quinto episodio y fue él quien insistió en continuar. Quigg no se fue limpio, pues salió con la nariz quebrada.

El mexicano Manny Robles, entrenador de Valdez, externó su admiración hacia el pugilista de 27 años, que trató de mantener la boca cerrada el mayor tiempo posible para evitar un daño mayor. (Foto: do-news.com)