Carlos Acevedo fija sus metas a largo plazo

Mexico, 2018-04-20 01:42:26 | Redacción ESTO

POR JORGE VÍCTOR GARCÍA CALZADA

FOTOS: ANTONIO MELÉNDEZ VILLARREAL

ESTO DEL NORTE

Torreón.- Carlos Acevedo López está de fiesta. En la semana de su cumpleaños número 22, el segundo portero del Santos Laguna dijo sentirse en un gran momento, y con la seguridad de poder tener más minutos en el Torneo de Liga, luego de su participación defendiendo el arco verdiblanco a lo largo de Copa MX Clausura 2018.

Oriundo de la ciudad de los grandes esfuerzos, el cancerbero nació un 19 de abril (1996); y aunque bromea al decir que ya se siente viejo, se encuentra en un inmejorable momento y con sus objetivos bien claros.

“Me siento espectacular, tengo mis metas bien puestas y creo que voy cumpliéndolas poco a poco. He tenido más minutos en el Primer Equipo, era uno de mis principales objetivos. Estoy muy contento por cumplir años y más en este club”.

Su infancia, Carlos la pasó, gran parte, viviendo en la colonia El Fresno de Torreón y estudiando en el Instituto Cumbres del mismo sector. En aquellos años, antes de dedicarse al futbol, sus cumpleaños los vivió: “Igual que cualquier niño. Me juntaba con mis amigos, nos íbamos a comer; rara vez mi mamá me hacía alguna fiesta en algún salón. Lo sigo festejando como si fuera un niño”.

Pero, a la edad de 22, ¿cuál es el aniversario qué Acevedo más recuerda?

“El de los dieciocho. Fue muy significativo para mí ya ser mayor de edad; además, mis padres me llevaron mariachi, fue algo que nunca me esperé, se los agradezco mucho”, confesó.

El próximo 20 de agosto, habrán pasado dos años desde el debut de Carlos Acevedo en la Liga MX. Un sábado, dentro de la actividad de la Jornada 6 del Apertura 2016, en la visita de los Guerreros al Estadio Azul de la capital, el joven cancerbero lagunero vio realizado su sueño de convertirse en futbolista profesional, gracias a la confianza de José Manuel de la Torre, quien esa tarde se estrenó como Director Técnico del Club Santos.

“Tengo muy buenos recuerdos contra Cruz Azul porque fue donde me di a conocer también en una pretemporada. El Estadio Azul, donde debuté, a pesar de que haya sido con una derrota (3-1), le tengo un aprecio especial, no tanto como el Estadio Corona o el TSM, pero sí le tengo un aprecio”, mencionó.

“Desde que se da el debut, lo que busco es seguir jugando, seguir acumulando minutos. Pasó tiempo para poder lograr eso, creo que un año después de que se da mi debut en Copa; y para volver a jugar en Liga, me tocó con Puebla. Después del debut tenía que seguir trabajando, como lo estoy haciendo, para buscar oportunidades”, comentó.

Recordando que como la mayoría de los niños, él también quería anotar y ser el de los reflectores, Carlos señaló que resguardar los tres postes siempre fue lo suyo.

“Desde niño, siempre me gustó la portería, siempre fui portero… También quería meter los goles, quería ser protagonista, pero la portería siempre ha sido especial para mí, desde niño me fascina tomar el balón con las manos, traer unos guantes, en la cancha traes el uniforme diferente. Así empezó mi amor al arco y creo que nunca se va a terminar, lo disfruto mucho”, rememoró con una sonrisa.

Continuó: “Es una posición muy complicada, puedes ser un héroe o un villano. Puedes, los noventa minutos, tapar todas las bolas, pero si en el agregado se te va una, eres un villano y eres el peor del mundo. Eso retos me gustan, siempre me gustaron, me siento bendecido por ser arquero”.

TRAS LOS PASOS DE SU ÍDOLO

En el mundo del futbol, los profesionales siempre tuvieron un modelo a seguir, un ejemplo. Para Acevedo, ese portero, a quien espera seguirle los pasos para emular su exitosa trayectoria, es alguien con quien tuvo la oportunidad de trabajar en el 2013 y 2014, cuando coincidieron en la institución.

“Desde niño que me tocó ir al Estadio Corona viejo, vi jugar a Mauricio Caranta, a Cristian Lucchetti, pero en especial, cuando llega Oswaldo, sí fue un ídolo para mí, desde que jugaba en Chivas y en la Selección. Si pudiera decir que un ídolo, sería Oswaldo Sánchez”, reveló.

“Por supuesto. Me gustaría ser campeón aquí en Santos, me gustaría ser jugador de Selección, ocupo trabajar muchísimo. Me gustaría ser como Oswaldo”, agregó.

Siguiendo un proceso natural, Carlos sería el guardameta titular de los Guerreros, una vez concluido el ciclo de Jonathan Orozco al frente de la cabaña santista. Tanto la Directiva, como el Cuerpo Técnico del club, le sugieren al cumpleañero que siga con su mismo ritmo.

“Ellos me comentan que yo siga trabajando como lo vengo haciendo, también es una ilusión para mí estar en el arco santista, en un futuro o en corto plazo. Estoy trabajando para ello, me encantaría ser arquero de Santos Laguna en la Liga”.

“Es un Cuerpo Técnico que te da toda la confianza, nos suben el ánimo, hoy en día hay un grupo muy sano, eso tiene que ver mucho para la convivencia dentro y fuera del campo. Si pudiera decir algo que en especial nos ha dado el Cuerpo Técnico de Robert (Dante Siboldi), sería la confianza, nos permite hacer lo que sabemos hacer”, señaló.