Los Spurs desmantelan a los Lakers en una noche oscura de Bryant

Los Ángeles (EE.UU.), 14 nov (EFE).- Los San Antonio Spurs dieron una nueva lección de juego en equipo y de esfuerzo defensivo conjunto frente a Los Ángeles Lakers, a quienes derrotaron a domicilio por 80-93 en uno de los peores partidos en la carrera de Kobe Bryant.

El registro de 1-8 supone el peor comienzo de temporada en la historia de los Lakers como franquicia, incluidos los años en Minneapolis.

Tim Duncan, que registró 13 puntos y 11 rebotes, se convirtió en el segundo jugador en la Historia de la NBA con más de 25.000 puntos, 14.000 rebotes y 2.500 tapones. El primero en lograrlo fue Kareem Abdul-Jabbar.

El argentino Manu Ginobili añadió 9 puntos y 8 asistencias.

Bryant, que venía promediando un 38,8 acierto en el tiro -el peor porcentaje de su carrera-, se quedó en 1/14 en tiros de campo para acabar con 9 puntos y 6 asistencias. Carlos Boozer aportó 19 tantos y 8 rebotes.

Frente al vigente campeón de la Liga, los Lakers salieron sin mayor preocupación que ofrecer una buena imagen ante su público y tratar de ser competitivos. Así ocurrió durante el primer cuarto, que ofreció una versión inusual de Bryant, muy centrado en el apartado defensivo y pendiente de sus compañeros en ataque.

En cuatro minutos puso dos tapones y robó una pelota mientras el ataque angelino parecía no depender de su figura (11-10). A ello contribuyó el buen arranque de Boozer, pero la espectacular circulación de balón de los de Gregg Popovich no tardó en encontrar su ritmo.

La ofensiva tejana comenzó a desarbolar a los angelinos con unos Leonard y Duncan letales. La pareja dio 10 de ventaja a los suyos (19-29) antes del final del primer cuarto ante la mirada desesperada de Bryant, muy desacertado de cara al aro -acabó la primera parte con 3 puntos y llegó a estar con 0/10 en tiros-.

Para entonces la irrupción de Boris Diaw y Ginobili había abierto nuevos frentes en el ataque de San Antonio (6/14 en triples), imparables para los reservas californianos. Con ellos en pista y abriendo espacios, los Spurs, apoyados en su impenetrable entramado defensivo, llegaron a ponerse 13 arriba (26-39).

Tampoco ayudaban las pérdidas de balón de Jeremy Lin, causantes de más de un grito de desesperación en el Staples Center, al igual que los fallos en el lanzamiento por parte de sus compañeros (3/17 en el segundo periodo).

Con Bryant desaparecido, fue Boozer quien tomó las riendas del equipo californiano y, junto al esfuerzo atrás de los de Byron Scott, logró reducir el déficit de 15 tantos (54-39) hasta dejarlo en 7 (57-64) tras un parcial de 3-25, que dejó constancia de la escasa inspiración de los Spurs en el tercer cuarto (33 por ciento).

San Antonio había dejado escapar una primera oportunidad de noquear a su rival y vio cómo Bryant anotaba su primer tiro en el inicio del último periodo, pero aquella mecha no se convirtió en el fuego que esperaba su equipo y los tejanos no se apiadaron una segunda vez.

Apretaron el acelerador con un Duncan excelso y un providencial Danny Green, vitales para dar 26 de ventaja a los suyos (62-88) antes de entrar en los minutos de la basura.

Shaquille O'Neal pudo morir la noche que asesinaron a Notorious B.I.G., así ocurrió

La leyenda del basquetbol contó como su vida estuvo en peligro si hubiera decidió ir a la fiesta

Warriors buscan rival en las Finales; no hay mañana para Heat y Celtics

Este domingo sabremos quien enfrentará a los Warriors en las Finales de la NBA

Miami Heat, de la mano de Jimmy Butler, forzó el séptimo juego ante Celtics

Boston simplemente no pudo finiquitar la eliminatoria en su casa y se jugarán todo en el FTX Arena

“Juan Toscano, una inspiración para los niños”: Raúl Zárraga, el director de la NBA en México

El alero mexicano jugará una final y buscará el título del mejor basquetbol del mundo

NOTICIAS