Dueño del Chelsea compareció ante la justicia en Suiza

El oligarca ruso y propietario del club de fútbol británico Chelsea, Román Abramóvich, compareció hoy ante un tribunal de Friburgo, en el oeste de Suiza, por un caso civil relacionado con una deuda millonaria de una sociedad rusa con el Banco Europeo de Reconstrucción y Desarrollo (BERD).

El multimillonario de 52 años llegó junto con siete abogados al tribunal rodeado de fuertes medidas de seguridad, puesto que unos 20 policías uniformados vigilaban los alrededores de la corte, informó el diario germanófono Tages-Anzeiger en su edición digital.

El conflicto por el que Abramóvich acudió hoy al tribunal friburgués dura ya 19 años y se extiende por varios países, entre ellos Suiza.

El origen del caso es un procedimiento civil iniciado por el BERD contra el gigante gasístico ruso Gazprom, contra Abramóvich y Evgeny Shvidler, porque la institución reclama el reembolso de una deuda millonaria más los intereses.

En 1997 el BERD autorizó un préstamo al banco ruso SBS Agro, en el marco de un programa de ayuda al desarrollo de pequeñas empresas en Rusia, pero la entidad anunció poco después su bancarrota.

Se trataría de un crédito de 55 millones de dólares, según indica el diario suizo.

A fin de poder recuperar el dinero prestado, el BERD había aceptado entretanto un pagaré de una deuda que tenía la empresa rusa Runicom con ese banco.

Runicom estaba entonces registrada en Friburgo y comercializaba petróleo para la compañía Sibneft, que hoy pertenece al gigante estatal ruso Gazprom y de la que Abramóvich era accionista mayoritario en su momento.

Runicom, cuyos propietarios eran entonces Abramóvich y Shvidler, tenía una deuda con el banco ruso de 15 millones de dólares, un dinero que la sociedad debía pagar directamente al BERD.

El BERD pidió el reembolso del préstamo, pero sin éxito.

Abramóvich y Shvidler alegaban que Runicom ya había reembolsado su deuda ante un banco tercero ligado a SBS Agro.

La institución europea acudió entonces a la justicia rusa, donde no le dieron razón en un primer juicio, pero en 2002 ganó el caso y el tribunal ordenó a Runicom a reembolsar el dinero al BERD.

El dinero no se llegó a recuperar.

El BERD abrió también un proceso en Suiza contra Runicom, que tres meses después de la sentencia en Rusia anunció su bancarrota en el país alpino, de acuerdo con el Tages-Anzeiger, que afirma que todo el capital fue transferido a una sociedad en Gibraltar.

Gazprom también está implicado en el procedimiento, pues avaló a Sibneft en 2005, pero considera que la justicia de Friburgo no es competente para juzgar el caso, sino la rusa.

La multinacional compró ese año las acciones de Abramóvich en Sibneft por unos 17.000 millones de francos (14.216 millones de euros o 17.102 millones de dólares).

Juventus, interesada en Marco Asensio, aseguran en Italia

El club de Turín estaría interesado en reunir a Asensio con Cristiano Ronaldo para ganar todo

Casillas se sincera: volvería al Real Madrid y a la Selección

El hoy arquero del Porto de Porgual se sinceró en entrevista con Jorge Valdano y declaró estar listo

Es hora de olvidar el cuento de Leicester: Ranieri

El ahora DT del Fulham pidió dar un paso adelante, al recordar su título con los Foxes

Modric explica el motivo de su bajo rendimiento

El croata le encontró una explicación a su mal momento con el Madrid

LO ÚLTIMO
LO MÁS VISTO
Newslwtter
NOTICIAS