Benfica empata y con ello Porto es campeón de Portugal

Mexico, 2018-05-05 17:23:38 | EFE

Foto: AFP

El Sporting de Portugal y el Benfica firmaron este sábado un empate sin goles en el derbi lisboeta en el que el principal ganador fue el Porto, que se proclamó campeón de Liga con el resultado, a falta de dos partidos por jugar.

El empate sin goles beneficia además al Sporting, que le arrebató la segunda plaza al Benfica y que, si gana en la última jornada, se asegurará la presencia el año que viene en Liga de Campeones.

El Benfica, ahora tercero con los mismos 78 puntos que el Sporting, tendrá que ganar su partido de la última jornada y esperar un tropiezo de sus vecinos si quiere ir a Champions y no a la Liga Europa, ya que este año el campeonato portugués sólo cuenta con dos plazas en la máxima competición continental.

Lo que estaba en juego en el partido era palpable en el estadio, con un ambiente que hacía recordar a una noche de “Champions”, sin que dejasen de sonar los cánticos por parte de ambas aficiones.

El partido incluso estuvo interrumpido al principio porque, mientras se entonaba el himno del Sporting, una multitud de bengalas cayeron sobre la portería verdiblanca.

Una vez retomado el juego, la primera ocasión de peligro fue para los visitantes, con un balón que Rafa estrelló en el palo en el minuto 8.

Pero los “leones” no se echaron atrás y se fueron creciendo en los siguientes minutos, con un saque de falta lateral tras el que reclamaron una mano en el área, aunque el árbitro no la señaló, y un tiro al larguero de William Carvalho.

El partido entró entonces en un periodo de mayor calma hasta que el Benfica decidió hacer trabajar a Rui Patrício.

En los últimos 15 minutos del primer tiempo, el portero verdiblanco tuvo que intervenir hasta en cinco ocasiones, con buenas paradas al español Álex Grimaldo y al griego Samaris que evitaron el gol del Benfica.

El Sporting tentó el terreno con un disparo del exbenfiquista Coentrão de cabeza tras robar el balón a la entrada del área, pero el peligro real llegó en la última jugada antes del descanso.

El holandés Bas Dost hizo una pirueta sobre dos adversarios para llevarse el balón e intentó ponérselo a Gelson Martins, pero Douglas consiguió despejar la pelota.

En la segunda parte, y pese a que el Benfica necesitaba marcar para asegurarse la “Champions”, fue el Sporting quien salió lanzado a por el gol y podría haberlo conseguido pronto si Rúben Dias no hubiese cortado un balón que buscaba a Dost en el centro del área.

Los “leones” siguieron dominando el juego y las aproximaciones al área contraria. Mientras tanto, el Benfica sólo consiguió asustar con una jugada entre el argentino Salvio y Jiménez que acabó con un remate del mexicano que se perdió por un lado de la portería.

Para los últimos diez minutos, Rui Vitória sacó su última arma: el brasileño Jonas, que empezó el partido en el banquillo porque acababa de recuperarse de una lesión.

Pero el plan no funcionó y el Benfica no volvió a asustar a Rui Patrício, cediendo el segundo lugar en la tabla al Sporting y mandando la Liga a su eterno rival.

Benfica y Sporting tampoco pueden olvidarse todavía del cuarto clasificado, el Sporting de Braga, que está a tres puntos de ambos.