Manolo Lapuente y sus recuerdos mundialistas: estuvo cerca

Mexico, 2018-05-06 00:33:10 | Salvador Aguilera

Manuel Lapuente podría volver a la Liga MX. Foto: Archivo ESTO

POR SALVADOR AGUILERA

FOTOS: RAFAEL HUESCA

Si hay alguien que ha tenido en un Mundial la posibilidad de vencer a los alemanes, ese fue Manolo Lapuente en la Copa del Mundo de Francia 98. Había quedado atrás una gran primera fase en la que no se perdió ningún partido a pesar de que siempre se estuvo abajo en el marcador.

Esa Selección tenía mucho carácter y personalidad, reconoció el propio Lapuente: “Tenía un gran equipo, algunos jugadores como Jorge Campos ya venían de estar en otro Mundial. Debo reconocer que Mejía Barón me heredó a uno de los mejores laterales que ha tenido el futbol mexicano como es Ramón Ramírez. Había experiencia y también juventud con mucho talento. Fue el primer Mundial de Cuauhtémoc Blanco, también de Paco Palencia y otros jugadores que se escapan a la memoria. Mario Carrillo me ayudó muchísimo. Si bien nos ganó Alemania y pasó lo que pasó, yo quedé muy satisfecho por el esfuerzo que hubo en la cancha”.

Así comienza esta charla con tintes mundialistas, junto a un técnico que vivió diferentes procesos en la Selección, que probó de todo: “Tuve algunas desesperanzas como fue la Copa Oro de 1991. Me tuve que ir de la Selección y me dolió mucho. Después trajeron a Menotti y en su momento me molestó. Después entendí que no se trataba de cualquiera; era Menotti y punto”.

Sin embargo, le llegó una nueva oportunidad a Lapuente porque también para los técnicos, el futbol da revanchas: “Después de una gran etapa en el Necaxa, volví a la Selección y preparé al equipo lo mejor que pude. Así como Rocky tuvo que pelear en Rusia contra un monstruo y todos los días veía la foto de su rival, pues lo mismo hacía yo partido a partido. Abrimos con Corea, tenía poco conocimiento del rival, afortunadamente superamos ese duelo y después tuvimos dos empates muy aguerridos, contra Bélgica y Holanda”.

Los recuerdos bombardean la memoria de Manolo: “Cómo se nos complicó ese partido contra Corea. Un rival que se negaba a morir en todo momento. Tenían jugadas muy hechas. Yo le pedía a Luis Hernández que siempre estuviera atrás de Peláez, y nos funcionó bastante. A los dos los tuve en el Necaxa y estaban muy compenetrados con el estilo. Contra Bélgica, metí a Ramón Ramírez por izquierda junto a Cuauhtémoc. Al principio todo se complicó, pero resolvimos bien las cosas. Y contra Holanda el empate llegó en el último minuto”.

También puedes leer: Manuel Negrete y Raúl Servín; sus recuerdos mundialistas

Después vino Alemania: “La verdad, no sé si me equivoqué. Tal vez me equivoqué al no meter a Peláez. No fue tanto lo de Lara, en media cancha necesitaba más a Claudio. Hay razones por las que metí a Lara que no voy a mencionar. Era un gran marcador. Teníamos que contrarrestar de alguna manera la altura de los alemanes que medían 1.90. La única solución era que no centraran y para que eso no pasara teníamos que impedir que cruzaran media cancha. Salimos a no dejarlos jugar. Los apretamos”.

México abrió el marcador. Luis Hernández provocó esa locura: “No me gusta hablar de los árbitros, pero ese día empezó a hacer de las suyas. Desgraciadamente falló Luis, pero no había nada que reprocharle. Hay un penal claro sobre el ‘Cabrito’, la pelota le llega a Cuauhtémoc, se la da a Luis y falla, cuando lo primero era marcar el penal”.

En un interescuadras entrenamos bien lo que haríamos si Alemania se venía encima. Hicimos muy bien las cosas durante 73 minutos, vino la reacción de ellos y los goles llegaron muy rápido. Quisimos pero no pudimos. Por algo Dios hace las cosas. Y al final me pregunté: ¿por qué? Hasta la fecha, me duele”.

UN MONSTRUO

Manolo Lapuente es un técnico que sabe lo que dice y cómo lo dice. No le da vueltas al asunto. Sus palabras son claras y directas. No quiere asustar a México, pero sí alerta a Juan Carlos Osorio y a sus jugadores: “Alemania es un monstruo”, afirma con seguridad.

“No lo digo yo nada más; lo dijo Cruyff en su momento, cuando le preguntaron lo mismo”, refuerza con firmeza. Y además aconseja que para ganarles hay que matarlos: “Si les metes un gol, no puedes pensar que ya tienes la victoria. Debes ir por otro gol y si es necesario por otro más y por otro hasta matarlos. Son bárbaros, son impresionantes en la cancha. Es una consistencia increíble la que tienen. En sus partidos, son machacadores y además cuentan con jugadores de mucha calidad”.

 

 

Manolo Lapuente tuvo la oportunidad de enfrentar a Alemania en un Mundial como sucederá ahora en Rusia 2018 y también, curiosamente, tuvo a Corea del Sur en la fase de grupos.

“Hay que hacer un estudio a fondo de los rivales. En el caso de los alemanes, si no los atacas, pierdes. Yo le pregunté eso a Carlos Salcedo cuando tuve la oportunidad de platicar con él y me dijo: ‘profe, hay que ir por ellos, no dejarlos jugar’, me parece que no hay de otra. México sabe hacer muy bien ese trabajo. Para mí es importante tener a jugadores en Europa y eso se debe aprovechar al máximo”.

También puedes leer: Diego Armando Maradona: La pelota no se mancha

Corea del Sur también ha crecido, por lo que Manolo Lapuente espera que no se descuide este aspecto: “Mira, cuando yo llegué al Necaxa les dibujé una escalera y les dije:’ no vamos a hablar del campeonato. En su momento les diré que vamos por el título’. Lo mismo pasa con la Selección. Debe ir paso a paso y lo primero es Alemania. Hay que enfocarse en ese primer partido y hay que ganarlo a como dé lugar”.

HABRÁ ÉXITO 

La nueva generación de futbolistas mexicanos le llama la atención a Manuel Lapuente, técnico que siempre tuvo una gran visión para elegir jugadores. Hoy, a la distancia, observa el grupo de posibles mundialistas en Rusia 2018 y no duda en decir que encontrarán el éxito en la próxima Copa del Mundo.

Con todo y eso, el ex técnico de la Selección en Francia 1998 consideró que la mejor generación fue la que él tuvo: “Al menos ganamos algo. Conquistamos una Copa Confederaciones y en la primera fase del Mundial no perdimos. Desafortunadamente no se nos dieron las cosas para alcanzar el quinto partido”.

 

 

Ahora espera que México lo logre de la mano de Juan Carlos Osorio: “Les deseo éxito y creo que pueden tenerlo. Veo jugadores muy interesantes, aunque no han ganado nada con la playera de la Selección. Eso sí, puede haber calidad de sobra y en la eliminatoria no tuvieron problemas, pero un Mundial es diferente”.

Lapuente recordó entonces lo que pasó en la Copa América con aquel 7-0 frente a Chile y el tropiezo en la Confederaciones contra los alemanes, también por goleada: “Después de lo ocurrido con los chilenos, lo primero que se dijo fue que estábamos muertos. Luego los alemanes nos meten cuatro y te preguntas ¿qué está pasando? Yo creo que al señor Osorio le ha faltado trabajar más tiempo con los jugadores de la Liga MX como hacíamos antes, aunque no había tantos jugadores en Europa”.

También puedes leer: Pelé: Un mito inalcanzable

Para el experimentado estratega, no es malo mover jugadores, siempre y cuando se tenga tiempo para entrenar de esa manera: “Antes nos daban permiso de utilizar a los jugadores varios días desde las épocas de Bora (Milutinovic). Ahora se puede seguir haciendo lo mismo con los que están aquí, y cuando lleguen los europeos encontrarían más competencia”.

Finalmente, Lapuente consideró que el fracaso siempre estará latente, como en todo: “Esto es futbol y cualquier cosa puede pasar”.