La Selección está para trascender: 'Chicharito'

Mexico, 2018-05-16 08:43:54 | Fernando Schwartz

En visita de Fox Sports para la serie “Los Conquistadores” en Londres, Javier “Chicharito” Hernández se abrió de capa camino al Mundial de Rusia 2018: “A trabajar y a soñar para conseguir los objetivos que nos hemos planteado”.

Lo promete: “Voy a jugar futbol. Soy uno más del plantel. Para el entrenador, mis compañeros, para mí, daré lo mejor. Me siento uno más con mucha o poca experiencia; de mi estado físico, yo sé cómo estoy. Muy motivado”.

Su momento: “Mucha competitividad, reto personal en cancha y fuera. Habrá cosas positivas y retos. Unas no muy dulces, más complejas. Feliz de la decisión que tomé. No fue como esperaba, ni el club. Queríamos puestos europeos y apenas nos salvamos del descenso”.

Su carrera: “Han pasado millones de cosas. Ganarme un lugar en el primer equipo, que no sucedió. Dos años sin ser titular en Chivas, jugué más en reservas, Ascenso con Coras y Tapatío. Mi proceso se paró un poco. No tuve oportunidades. Todo sucedió como debía. Me sobrepuse a muchas cosas”.

Reconoció: “Muy afortunado. Tuve con Chivas el mejor récord de inicio en torneos cortos. Fui campeón goleador con 11 partidos. Me fui a Europa. Agradecido con Dios y la vida”.

Las críticas: “Son opiniones respetables. Sé mi valor. Disfruto la vida. La fortuna está estereotipada. Soy afortunado de no bajar los brazos, lucho por mis sueños. La fortuna piensan que es por el espíritu santo, pero no; es un conjunto de trabajo y dedicación”.

Responde: “La gente opina, las respeto, las tomo como siempre, con el mismo valor de ellos. Hay libertad de expresión. Todos somos iguales, diferentes, pero valemos lo mismo”.

Lo que ve: “Si me preguntan, los mejores años están por venir, pero vivo el momento. No sabemos qué pasará. Seguiré tomando decisiones y hacer lo más conveniente para mi carrera y ponerlo en trabajo de equipo, aquí en West Ham y Selección. El presente es éste, el futuro no sabemos cómo llegará”.

Así se ha sentido: “He tenido estabilidad e inestabilidad, como todos. Es interpretativo, queremos polarizar, etiquetar la vida de cada quién. La gente cree que hay un guion en la carrera del futbolista, pero no lo hay. La vida me ha llevado por estabilidad emocional e inestabilidad social. La vida no es como Dalai Lama o Buda, amarnos y respetarnos. Venimos a hacernos felices”.

El proceso de Osorio: “No me gustan las comparaciones. Nací con ellas. Siento que se ha compenetrado y mejorará más con el cuerpo técnico de la Selección. He tenido muy buenos cuerpos técnicos y compañeros. Ha sido distinto y tuvieron su valor. Es muy chingón, como decimos en México. Hay química y lazos laborales como emocionales que nos pueden dar cosas positivas. No sólo es trabajo físico y emocional”.

El cuerpo técnico: “El Profe tiene ideas y métodos, formas, le pone su sazón. Veremos qué sucede. Hay muy buena química entre todos nosotros, así como jugadores con cuerpo técnico”.

El proceso actual, sin caer en comparaciones: “He estado en grupos donde no hay química y nos ha ido bien. Ya veremos. Lo deseo y quiero, trabajo para que así sea ahora. Pienso que puede ayudar esta química. Podemos hablar de modos en procesos. El procedimiento no altera el producto. No nos vale madre el proceso. Es si ganas, desciendes, si anotas o no, si clasificaste o no al Mundial. El resultado es lo que manda”.

El momento: “Ha habido buen ‘timing’ en Selección, de jugadores en Europa Jóvenes que tienen peso en sus equipos en México, que pueden salir al extranjero. ‘Timing’ que todos estemos abiertos culturalmente, en Europa vimos un mundo fuera de México. Así podemos recibir bien a un ser humano diferente, como este cuerpo técnico hoy colombiano. Debemos llevar las cosas de la mejor manera”.

Mezcla: “Ha sido fortuito. Todos abiertos a ideas diferentes como cada cuerpo técnico tiene. Y que ellos tengan esa apertura para recibir la cultura del mexicano”.

Así ve a la Selección: “Un equipo con muchísima mentalidad positiva. Un equipo con balance respetando al rival, pero sabiendo podemos competir a cualquiera. Una Selección soñadora, que trabaja, con responsabilidad. Hay un ambiente en donde todos valemos lo mismo. Juegues en Real Madrid o en Tijuana, América, Chivas. Es igual. Tenemos extremos, delanteros, mediocampistas de diferentes tipos, como defensas centrales, laterales igualmente. Hay cinco  a siete porteros para disputar”.

Voluntad y deseo: “Hay potencial más fuerte que en otros años. Tenemos una Selección con mayor cantidad de jugadores en el extranjero, con apertura emocional y cultural. Una Selección que trata de hacer lo mejor para merecer triunfos y un campeonato del mundo. Una Selección más positiva que negativa. Trabajamos en nuestras áreas fuertes para potencializarlas. Reconocemos nuestras debilidades. Parece que estoy describiendo a una Selección de las mejores del mundo y es que eso queremos ser. ¿Dicen que es una utopía? Queremos hacerla realidad”.

Lo que pide: “Que todos estemos en nuestro mejor nivel futbolístico, emocional, físico, familiar, para ponerlo al servicio del grupo”.

Cómo se ve en el espejo: “Un Javier Hernández atrevido como un niño jugando como si estuviera en el parque, tal vez con señorío. No lo sé. Estoy en esta etapa de mi vida, todo al servicio de la Selección. Quiero estar pleno y feliz en el Mundial. Que se dé toda esta combinación”.

No baja los brazos: “Hay momentos que puedo pensar en que ya no quiero, pero pienso y quiero seguir este camino que decidí. Quiero cumplir, vivir todas las circunstancias. Quiero seguir, me encanta. Vivo en modo automático y sigo. Es normal no siempre sentirse pleno. No hay perfección. Ser feliz con lo que tengo. No hay recetas”.

Y agregó: “He mentido y me han mentido. Todos lo hacemos. Quien esté libre de pecado que tire la primera piedra. Todos hemos sido huevones, mediocres, exitosos, felices, infelices, congruentes, incongruentes. Es la locura de la vida”.

Goleador: “Ha habido momentos donde se hablan cosas buenas y no me he sentido bien. No hay línea. En un partido tuve una oportunidad y la fallé, no soy goleador. En otro tuve tres y metí tres, soy goleador; en otro metí 6 y fallé 2. La metí de cara, de muslo, no me afecta. Sé lo que valgo. A veces son de churro. Qué tiene de malo. Fue contundente. Nos encanta el pinche drama”.

Vela: “Lo tengo que decir. Los dos somos igual de buenos, somos igual de chingones, somos desmadrosos, serios y estables o inestables. Somos talentosos y sin talento, pero cada quien en sus ámbitos. Todos los que han estado en Selección, los que están y estarán, a todos nos ha sucedido”.