Santos paraliza Torreón con desfile de campeones

 La Comarca Lagunera tomó vida. Lerdo, Gómez Palacio y Torreón interrumpieron sus actividades para ser parte de la fiesta. Los Guerreros salieron a las principales avenidas para celebrar junto a miles y miles de laguneros el título logrado en el infierno mexiquense.

En punto de las 17:00 todos pausaron sus oficios y se dedicaron a festejar. Lo demás no importó.

Santos eligió Lerdo para que fuera su banderazo de salida. Las calles cercanas al Museo Francisco Sarabia fueron las primeras en poblarse de fervientes seguidores.

Los jóvenes de las secundarias dejaron sus clases para ver a los Guerreros, el uniforme no les impidió ser parte de la fiesta, debajo llevaron las que tienen el escudo lagunero.

Los jugadores llegaron en camionetas y de inmediato se subieron al autobús diseñado especialmente para el festejo.

Ya con todos abordo  el vehículo avanzó entre la multitud. Brian Lozano decidió ir hasta el frente y tomó el trofeo para él. El “Huevo” saludó y mostró una alegría rara en su forma de ser.

El autobús siguió su camino rodeado de miles de seguidores, las banderas y los baños de espuma fueron parte del recorrido.

Tras dejar Lerdo el vehículo tomó velocidad y llegó a Gómez Palacio. La cantidad de seguidores se multiplicó.

Los doctores con todo y bata salieron a ver el porqué del ruido, mecánicos dejaron a un lado su trabajo para gritar junto a los campeones.

Los techos de los domicilios también fueron utilizados para ver a los Guerreros, nadie se quedó fuera

En el autobús Djaniny Tavares, Osvaldito Martínez, Gerardo Alcoba, Carlos Izqierdoz y Edwuin Cetré no dejaron de bailar y celebrar.

La espuma voló de un lado a otro, pero a nadie le importó ser bañado. La alegría fue mayor a todo.

Gómez Palacio quedó atrás, regaló bellas postales y el camión entró a Torreón.

La fiesta de los Guerreros no se detuvo, cientos de seguidores recorrieron varios kilómetros junto al camión de los campeones.

La multitud agitó sus banderas, gritó e incluso subió a puentes para tener contacto con los jugadores.

Ya con el sol ocultándose el autobús llegó a la Plaza Mayor. Los futbolistas dejaron el vehículo y subieron a un templete colocado a un costado del lugar típico para los festejos del Santos

La conexión con la gente fue inmediata, Carlos Izquierdoz se dirigió a los miles de albiverdes y provocó aplausos ensordecedores.

La música y  los cánticos fueron parte del festejo.  Todo el plantel bailó, observó la majestuosidad del lugar y en cuestión de minutos se fueron.

La celebración fue mayor y con justa razón. Santos bordó su sexta estrella y lo gozó con su gente.

Santos, con nuevo horario para jugar de local

Los duelos del club de Torreón ahora serán transmitidos a través de la señal de Fox Sports

Tenemos una espina clavada: Orrantia

El atacante de 28 años de edad habló de los compañeros que causaron baja del club

Julio Furch renovó con Santos

Pese a los rumores que lo ponían en otro club de la Liga MX, el delantero argentino extendió su vinculo con los Guerreros

Estamos en deuda con la afición: Ulises Rivas

El futbolista reconoce que Santos no hizo lo necesario para calificar

NOTICIAS
<