¡Cuarto capítulo! Warriors y Cavs se vuelven a ver las caras

POR JORGE BRIONES

Cuando todo parecía indicar que se acabaría el dominio de Warriors y Cavaliers, los campeones defensores del Oeste y Este, respectivamente, sacaron sus mejores armas para volver por cuarto año consecutivo a disputarse el trono de la NBA.

Otra vez será LeBron James contra el “monstruo de cuatro cabezas” de Golden State, pero a diferencia de las tres ediciones previas, no contará con Kyrie Irving como su principal aliado. Este año el camino de ambos equipos a las Finales de la liga ha sido muy distinto. La irregularidad ha marcado su travesía.

También puedes leer: Kevin Durant se desmarca de comparaciones con LeBron James

Los Warriors dejaron de ser el equipo más dominante de toda la NBA, apenas tuvieron el tercer mejor registro de la campaña y las lesiones le pasaron factura. Stephen Curry a lo largo del año y Andre Iguodala en la postemporada, han provocado que la mejor versión de los actuales campeones aún esté por verse.

Cerca estuvieron de quedar eliminados en la ronda anterior ante los Rockets, donde tuvieron que ir a Houston y venir de atrás en la segunda mitad para solventar la serie ante James Harden y unos Rockets que echaron de menos a Chris Paul.

También puedes leer: Djokovic continuó con el pie derecho en Roland Garros

Pero mientras cuenten en la misma quinteta con Kevin Durant, Curry, Klay Thompson y Draymond Green, seguirán siendo el máximo favorito.  Steve Kerr tiene demasiado talento a su disposición, en la pintura o fuera de ella, capaces de ganar partidos inclusive cuando una de sus figuras no tiene un buen día. Además, cuenta con el antídoto perfecto ante LeBron en el súper defensivo Iguodala.

A su vez, Cleveland volvió a verse como el equipo más fuerte del Este por una sola razón: LeBron James. Sin el “Rey”, los Cavaliers apenas estarían peleando por un lugar a playoffs, pero su figura cambia y condiciona todo. Por octavo año consecutivo su equipo, antes el Heat y ahora los Cavs, se coronan en su Conferencia, algo que no había conseguido nadie en la historia de la NBA.

Tras una campaña de muchos cambios, donde perdieron a Irving en la agencia libre y adquirieron los veteranos Derrick Rose y Dwyane Wade -ambos intercambiados por su flojo desempeño-, los de Ohio se encomendaron a su figura y a Kevin Love para lograr algo más que una hazaña. Y están a cuatro triunfos de conseguirlo.

Love se perdió los últimos dos choques ante Boston por una conmoción cerebral, pero deberá estar disponible a partir de hoy. Justamente esa podría ser la clave en las aspiraciones de los Cavaliers. Con todas las miradas puestas en James, el ex jugador de Minnesota tendrá que dar un paso al frente y comandar a un equipo que tiene todas las de ganar.

De hecho entre Cleveland y Golden State suman un total de 67 derrotas a lo largo de la campaña, siendo la mayor cantidad de tropiezos combinados entre los dos finalistas desde el 2010, cuando los Lakers y Celtics se combinaron para 68 juegos perdidos.

Con este escenario, el mundo de las apuestas es claro, cualquier cosa que no sea el bicampeonato de los Warriors sería una sorpresa histórica. En Las Vegas, los Cavaliers están +650, mientras que su rival está -1000.

¡Llegó la revancha!

Vengo a sumar y hacerlo todo por México: Erika Gómez

La “Cucha” se convirtió en la primera mujer en asumir el puesto de auxiliar técnico de la selección mexicana de basquetbol

Lebron y Giannis tienen en la mira el boleto a los Playoffs

La mejor parte de la temporada regular se pondrá en marcha a partir de hoy con los Bucks y Lakers encabezando sus respectivas conferencias

Soles de Mexicali, nuevo monarca de la LNBP

Soles se impuso sobre Fuerza Regia en la final dejando el marcador definitivo 77-66.

El título sigue en suspenso, Fuerza Regia forzó al séptimo juego

Nada para nadie, hasta el martes se decide el campeón de la LNBP

NOTICIAS
<