¡Llegó el día para Juan Carlos Osorio!

Moscú.- El día “D” llegó para Juan Carlos Osorio y sus pupilos.

Ése día que tanto esperaba desde que asumió el banquillo nacional está por llegar, su sueño se le cumplió: Dirigir en una Copa del Mundo y aunque no lo fue con el equipo de sus amores: Colombia, sabe que México creyó en él.

Con tanta polémica de por medio, Osorio entrará a la historia del futbol mexicano al ser el primer colombiano en dirigir al Tricolor en una Copa del Mundo, un Mundial en el que espera romper paradigmas,  límites, hacer historia y regalar la mejor de las actuaciones a un país que tanto lo ha golpeado, pero también lo ha querido.

Osorio logró una buena eliminatoria mundialista, el equipo caminó sin contratiempos al Mundial, únicamente una derrota y en la cima del Hexagonal fueron sus grandes resultados en la cancha.

También puedes leer: El Tricolor cerró filas previo al debut

En la eliminatoria no tuvo problema alguno desde la fase del cuadrangular hasta el Hexagonal de la Concacaf, pasó por encima de Canadá, El Salvador, Honduras, Estados Unidos, Costa Rica y TyT para conseguir una gran clasificación y cerca estuvo de superar los puntos obtenidos por Ricardo a Volpe.

La credibilidad se derrumbó en la Copa América Centenario en donde un lapidario 7-0 frente a Chile fue su completa crucifixión. El rotar, inventar y cambiar alineaciones y posiciones de los jugadores dieron al traste en su amplia retorica a la hora de explicar sus funcionamientos.

Se responsabilizó del papelón frente a los andinos, sumió culpas, se fue a curar a Europa y Argentina para conversar con Bielsa y Sampaoli, lo aconsejaron, se dio un tiempo de purificación.

Todos pedían su cabeza al dar el peor resultado para México en los últimos tiempos, aficionados, expertos y el periodismo lo condenó con tanta crítica, pero sumiso volvió al combinado con la esperanza de recobrar la confianza del pueblo nacional.

También puedes leer: La ilusión de ganar no nos la quita nadie: Ochoa

Así que se propuso a dar resultados inmediatamente y se centró en la eliminatoria en donde consiguió el boleto mundialista. Quitar, poner, modificar e inventar nuevamente eran parte de sus discursos, por lo que las críticas nunca cesaron.

Pasó el tiempo y la Confederaciones fue su siguiente torneo en busca de redimirse. Su equipo siempre vino de atrás y le hizo partido a Rusia, Portugal y Nueva Zelanda en la primera fase. México dejaba un grato sabor, pero a la hora de dar el “do de pecho”, nuevamente se volvía a la realidad del futbol mexicano, derrotas contra Alemania y Portugal, en semifinales y en juego por el terecer lugar, respectivamente lo ponían en jaque.

Sin tiempo que perder, la Copa Oro era lo que le quedaba en busca de rescatar el semestre. Con equipo B, la Selección buscó echarse a la bolsa el torneo de la Concacaf y ni con el apoyo de todos los paisanos que radican en Estados Unidos, México no pudo coronarse. Jamaica frenó a los nuestros y fue lo peor.

Ya sin torneo que disputar, México se centró en sellar el pase a Rusia 2018. Los grupos de la Copa de Mundo fueron definidos desde diciembre y desde ése mes comenzó la planeación y preparación en busca de no fallar esta vez.

México tiene las ilusiones de traspasar fases, de llegar lo más lejos posible, pero  Alemania, Corea y Suecia son los primeros obstáculos a vencer.

Arrancar contra la campeona del mundo prevé una estancia complicada en Rusia, el reto de Osorio no entra por el pánico escénico, ya enfrentó a los teutones y hoy quiere llevarse la mejor de sus historias.

Repudiado por muchos, criticado al por mayor y odiado por el aficionado mexicano, Osorio aspira a un nuevo voto de confianza, por más que se le han terminado todas sus cartas.

El día esperado llegó para Osorio, ése que busca todo jugador y entrenador, llegar a una Copa del Mundo y después de ella, le dirá adiós a México, a su pueblo y a todos los críticos que lo fulminaron, pero antes desea callarlos con resultados, desea irse por la puerta grande.

El Tricolor hace trabajo de gimnasio en Argentina

Los ejercicios fueron físicos y de fuerza, el cuerpo técnico no pudo hacer más con los jugadores

México arranca con empate en el Mundial Sub 17

El Tricolor que comanda Mónica Vergara tuvo claras oportunidades de gol, pero careció de puntería

Tricolor canceló su entrenamiento por falta de indumentaria

La causa de la cancelación se debe a que la indumentaria con la que entrenan no llegó a tiempo.

Quique Sánchez Flores coquetea con México

“Quique” Sánchez mostró su interés en dirigir al Tricolor

LO ÚLTIMO
LO MÁS VISTO
Newslwtter
NOTICIAS