¡Imaginémonos cosas chingonas!

CRÓNICA

POR LUIS GARCÍA OLIVO

FOTOS: JORGE BARRERA

ENVIADOS ESPECIALES

Rostov del Don.- Rozando la perfección al dar un partido casi redondo, México se aceró aún más a la cita de los octavos de final. El rol de favorito en el Grupo F cobra fuerza, las pocas expectativas generadas de antaño dieron un giro total, el Tricolor ilusiona y pone a soñar a millones, ya que lo  ratificó con una nueva victoria de 2-1  frente a Corea, lo hecho ante Alemania no fue un espejismo.

México jugó de manera perfecta en todas las líneas y eso lo llevó a tener pie y medio en la siguiente fase a la espera de lo que ocurra en la fecha tres entre aztecas y suecos, coreanos y alemanes, pero la realidad es más clara que en otras ediciones, el Tricolor podría avanzar sin contratiempos si se juega de la misma manera.

También puedes leer: A los que no creían, gracias: Juan Carlos Osorio

Carlos Vela y Javier Hernández le dieron forma a la victoria gracias a sus goles, pero hoy el juego colectivo y el generado por los once de cancha y los de la banca empujaron al Tricolor a una nueva victoria, ésa que puso a vibrar al Ángel desde Rostov.

México está soñando y no hay que despertarlo, ya que la próxima cita es Ekaterimburgo frente a Suecia, en donde una nueva victoria pondría de cabeza a nuestro país. El Tricolor de Osorio ya gusta y gana, cómo les quedó el ojo.

EL JUEGO

Con uno que otro contratiempo fue como México arrancó la primera parte del partido frente a Corea, sin embargo, inmediatamente le puso hielo a la intensidad asiática y poco a poco comenzó a carburar en todas las líneas.

Nuevamente un marcado 4-3-3 fue la clave. Osorio no le movió tanto a su alineación, las rotaciones  hoy no fueron en exceso y mandó a la carga a Edson Álvarez por Hugo Ayala. El canterano del América fue a la lateral derecha, de ahí en fuera todo marchó igualito a lo que fue contra Alemania.

También puedes leer: El grito de “Eh pu…”, ausente en Rostov

Atrevida, sin miramientos y menos concesiones fue como México comenzó a replegar a los agiles coreanos que solamente se ampararon en los latigazos y tiros lejanos que logró tapar la central encabezada por Moreno y Salcedo, no obstante también estuvo Ochoa que sacó uno que otro sustito. El portero nuevamente se la rifó.

México, cual favorito del partido, fue por los tres puntos. No prestó la pelota y menos el mediocampo, otra vez regaló un gran primer tiempo perfecto basado en central fuerte y segura, el mediocampo estaba bien distribuido por Guardado y Layún, además de la seguridad de Herrera en la contención.

También puedes leer: ¿Cuándo juega México en el Mundial Rusia 2018? Calendario y Horarios

Lozano y Vela se contaron por aparte. Ambos jugadores brindaron nuevamente cátedra. Lozano fue un peligro total, atrevido y muchas veces detenido con patadas traía “locos” a los coreanos. Por ello, el gol  caía en cuestión de minutos y más por la ingenua mano de Jang Hyunsoo que tapó una pelota de Guardado. Sin VAR que lo confirmara pues toda la Arena lo vio, Carlos Vela mandó a guardar la de gajos al minuto 27. Locura verde en tierra rusa y con dedicatoria especial hacia el abuelo del Bombardero, quien falleció a inicios de semana.

Lo animado del gol produjo que México se soltara en el campo, así que Layún se la creía y volvía a mandar pelotas a la tribuna como lo fue contra Alemania. El del Sevilla tiene ganas de anotar, pero no anda fino.

También puedes leer: Javier Hernández marca por tercer Mundial consecutivo

Un mínimo intento de respuesta llegó por los coreanos a la media hora. Hwang Heechan se echó el  equipo al hombro y en una y otra ocasión probó su diestra, pero un inspirado Ochoa alejó el gol.

Al ver esto, Juan Carlos Osorio, en cuclillas, le pedía más a los volantes. Vela y Lozano fueron más exigidos. Así que el Chucky se mandó hacer una genialidad, burló y dribló, y cerca de la cocina definió por encima. El jugador lamentó su error y le ofreció disculpas a Javier Hernández, quien estaba mejor posicionado. El entretiempo llegó y con él un regaño de Osorio a Guardado debido a las constantes faltas de los coreanos, situación a reclamarse en la segunda parte. Corea salía destrozada en todos los aspectos.

Reanudado el encuentro, México no le bajó ni un rayita a su intensidad. Osorio salió con los mismos guerreros. Chícharo más animado le sacó filo a su diestra, a él le siguió Layún, Lozano y Vela que seguían intentando con fuertes dardos.

Ochoa también se quería notar en el campo y con atajadas “cobraba la nómina”. Las patadas hacia el “Chucky” continuaron, una y otra vez era frenado y levantado del césped, Osorio estaba furioso por ello, pedía y exigía amonestaciones y rojas.

El rival coreano no sabía cómo hacerle para frenar a los nuestros que en gran jugada colectiva iniciada por Guardado, Lozano y Hernández, México se echó el duelo a la bolsa. Javier Hernández capitalizó un contragolpe: enganchó dentro del área y definió. Chicharito convirtió su primer gol en Rusia.

Dicho gol resultó ser una calca al que le marcó a Alemania, pero en esta ocasión Lozano asistió a CH14, quien con un freno magnífico, mandó el balón a la red.

Inmediatamente en busca de resguardar el marcador, Rafael Márquez  ingresó para frenar a los coreanos, ocupó el rol de doble contención tras la salida de Guardado. A él le siguió Tecate que entraba por el ya querido Hirving Lozano.

También puedes leer: Carlos Vela anota su primer gol en Copa del Mundo

Cambios que daban variantes, pero principalmente seguridad para salvaguardar la victoria y otros tres puntos para situarse en los octavos de final. Si contra Alemania fue histórico y vibrante, lo vivido contra Corea era abismal.

México no solamente jugaba un primer tiempo perfecto, sino lo confirmaba en la segunda parte, partido redondo en todos los involucrados como en el caso de Rafa que frenó un descuido defensivo y hasta Ochoa que se quedaba con la de gajos en cualquier embestida asiática.

También puedes leer: VIDEO: Rostov vibró con el Himno Nacional Mexicano

Los coreanos  se refugiaban en patadas y los nuestros en alegría, Chicharito no entraba en broncas y solamente vivía el momento histórico al anotar en su tercer Mundial y empatar a Luis Hernández como el mexicano con más goles dentro de una Copa del Mundo. El tiempo se diluyó y México se daba tiempo para disfrutar el duelo pese al empuje del rival que en tiempo agregado encontró un golazo de Son en donde ningún central salió a cortar, Ochoa no pudo tapar ante la estirada y los dos minutos restantes se jugaban con rosario en mano.

Calma y tranquilidad se pedía desde la banca, pero lo peor ya había pasado, México se echaba los tres punto, era tiempo de festejar y eclipsar a Rostov del Don con el más grande Cielito Lindo.

 

ACCIONES

ALINEACIONES

 

 

Figuras históricas: Ronaldo, el “Fenómeno”

La pisaba, la pasaba entre las piernas y luego la volvía a pisar; un fuera de serie

Mexicano contrae nupcias con una Rusa tras encontrarse en el Mundial de Rusia 2018

Un matrimonio entre un Mexicano y una Rusa se llevó a cabo gracias al Mundial de Rusia 2018

Croacia invitará a Yuri Cortez a vacacionar en su país

Yuri Cortez, fotógrafo de la AFP, se hizo famoso cuando quedó debajo de una montaña de futbolistas de Croacia

El México vs Brasil, de los más comentados en Twitter

El juego por los octavos de final entre el Tricolor y la canarinha fue de los más comentados

LO ÚLTIMO
LO MÁS VISTO
Newslwtter
NOTICIAS