Peláez y Caixinha, una dupla perfecta

POR VIOLETA ALVA

FOTO: RAMÓN ROMERO

El exitoso arranque del torneo que ha tenido Cruz Azul tiene a dos hombres como protagonistas: Ricardo Peláez y Pedro Caixina.

El director deportivo y el estratega de La Máquina son los autores intelectuales del armado del equipo que hoy se ubica en la segunda posición de la clasificación.

Las 23 bajas y 10 altas no han sido pretexto. Con jugadores destacados como Elías Hernández y Pablo Aguilar, los cementeros vuelven a ilusionar.

Aunque en un principio se dudó si tendrían una buena relación debido al carácter fuerte de ambos, la realidad es que la disciplina que mantienen en el equipo es una de las características que los unió.

Los dos, además de Guillermo Álvarez, presidente del club y su hijo Robin Álvarez, planearon su primer torneo en conjunto. Eligieron a los jugadores que querían para reforzarse y decidieron las bajas de aquellos que ya no serían considerados.

La fiel costumbre del directivo de acudir a los entrenamientos se mantiene. Todos los días se le puede ver analizando la práctica y al pendiente por si surge alguna necesidad, pero lo hace a la distancia, dándole la autoridad y el mando al técnico portugués.

Y es que trabajan juntos, pero no revueltos. Mientras el director deportivo está al pendiente de varias áreas en la institución, se toma el tiempo para platicar no solo con jugadores, sino con todos los miembros del club, es decir, jardineros, gente de oficina y cocineros.

El estratega se encarga del trabajo táctico y la preparación de los encuentros. Las formaciones, los momentos de cada jugador y el definir la estrategia corre de parte del portugués. Un verdadero equipo de trabajo.

“No voy a imponer jugadores a un técnico, ni un técnico me lo va a imponer. Quiero que el que venga a Cruz Azul llegue con una sonrisa y ganas de estar aquí. Vamos a ir por todo, requerimos tiempo, en el corto plazo, para hacer una buena planeación, Caixinha ya la tiene, tiene un conocimiento del plantel de seis meses, eso me facilita el trabajo, hay apertura recíproca”, dijo hace unos meses Ricardo, durante su presentación.

Si bajo la dirección de Pedro el plantel ya estaba comprometido, a raíz de la llegada de Peláez esa responsabilidad se reafirmó. El hecho de iniciar una pretemporada con equipo completo y al servicio del cuerpo técnico motivó a los jugadores, pues desde hacía muchos años esa práctica no se llevaba a cabo.

“Peláez es un tipo exitoso que ha ganado muchos títulos en su corta carrera como dirigente, nos transmite eso, que hay que seguir batallando, que hay que seguir unidos, que hay que seguir fuertes y eso se agradece mucho”, dijo Édgar Méndez, al referirse al directivo.

Del otro lado, el lusitano encontró en Peláez un apoyo. La inteligencia de Caixinha se combinó con la del dirigente y de eso ha percatado la plantilla. “El míster es muy exigente, nosotros lo somos y de nosotros depende que sigamos así”, agregó el volante español.

Esta dupla toma el toro por los cuernos. Enfrente tienen el reto (así lo define el propio Caixinha) de hacer a Cruz Azul campeón. Ellos quieren terminar el torneo levantados en hombros, por la puerta grande.

Su carácter, pasión y la entrega de su plantel, serán sus mejores aliados.

Cancha del Azteca es problema del América: Caixinha

El DT de La Máquina confía, pese a todo en que el césped quede listo cuanto antes

Cruz Azul con varias bajas a Querétaro

Dos habituales en la Máquina no hicieron el viaje para enfrentar a Gallos

Cruz Azul trabaja con cinco ausencias

La sobre carga de trabajo entre la actividad en el club y el de Selección cobró factura en el seno cementero

Baca reconoce que aún duele la final perdida ante América

El mediocampista celeste, Rafael Baca, desempolvó el tema de la final que perdieron ante el conjunto de las Águilas.

LO ÚLTIMO
LO MÁS VISTO
Newslwtter
NOTICIAS