¡Es oficial! Las Chivas están de vuelta

POR JAVIER JUÁREZ

FOTOS: ÉRIK ESTRELLA

ENVIADOS ESPECIALES

Guadalajara.- La resurrección es real, Chivas hiló un triunfo más y está de vuelta en la pelea. El Rebaño devoró todo en la última semana, no compartió el botín con nadie.

El “Maguito” Pineda apareció y con un solo truco se llevó la noche, Orbelín y su acto fueron suficientes para llevarse el orgullo de la ciudad.

El Rebaño ya dejó atrás los días grises, ni la lluvia secó su pólvora. El chiverío volvió y amenaza con ir por más.

Su vecino y antagónico tiene una pesadilla de la que no puede despertar, Atlas sigue sin marcar y ya es suya la cifra de más minutos sin anotar. El oxígeno se la agotó a Gerardo Espinoza. Su adiós de la madriguera luce inminente.

EL PARTIDO

Intensos, sagaces, los Zorros imitaron a la lluvia y encimaron a sus vecinos muy pronto, Atlas le pidió una ayuda a  Tláloc para al fin ‘mojar’ en el torneo.  El Rebaño entró aturdido, los truenos y relámpagos los despistaron.

El chiverío todavía no se acomodaba en el campo en el instante que perdió a Mario de Luna, el zaguero se lesionó y tuvo que dejarle su sitio al “Abuelo” Basulto.

Atlas aprovechó todo lo que estuvo a su favor para tratar de abrir el marcador, Cristian Calderón con la cabeza se quedó cerca de vencer a Miguel Jiménez, el “Guacho” volvió a tomar el lugar de Gudiño.

Los embates rojinegros no cesaron, tampoco la precipitación fluvial.

Ricky Álvarez también lo intentó, pero su intentó pasó desviado.

Luego de ese susto el Rebaño se volvió más sólido; Michael Pérez  alzó la voz y ordenó a sus compañeros. Eduardo López e Isaac Brizuela entendieron el mensaje y comenzaron a crear peligro.

La noche que amenazó con teñirse rojinegra cambió en un pestañeo, Tláloc se fue y también Ricky Álvarez, el atacante atlista se lesionó y tuvo que darle la estafeta a Brayan Garnica.

Los nuevos engranes se tardaron en embonar. La intensidad estuvo en el campo, pero no la precisión.

El pasto mojado fue otro de los culpables para que los pases exactos fueran todo lo contrario. El esférico patinó y afectó el transcurso del juego.

Chivas recuperó fuerza, el “Aris” Hernández pisó terrenos rojinegros y fue otra arma que acechó a los Zorros.

El cuadro rojiblanco ya no se detuvo, la “Chofis” jaló del gatillo de lejos y si no es por la atajada de Pepe Hernández la res se hubiera movido.

En la siguiente jugada y antes de ir al vestidor Zaldívar tiró ya sin portero, el balón iba a la red, pero el “Lolo” Reyes salvó en la línea. Esa agónica jugada mandó a todos a tomar un respiro.

EL COMPLEMENTO

Al volver al campo Gerardo Espinoza decidió poner más orden y metió a Gaddi Aguirre.

El juego ya no fue tan abierto, Zorros y Chivas tuvieron más problemas para ingresar a las áreas enemigas.

El Rebaño de a poco volvió a tomar la batuta, Orbelín Pineda sacó de lejos un fogonazo que Hernández salvó milagrosamente. El truco del mago se quedó cerca.

Pineda lo volvió a intentar y el acto se consumó, su parábola fue perfecta para vencer a Pepe.

Espinoza volteó a la banca y desempolvó a Octavio Rivero en busca de algo que para los Zorros luce imposible. Mover la red.

Cardozo contraatacó con el ingreso de Alan Pulido, el atacante volvió al campo luego de varios días lesionado.

Los espacios volvieron a aparecer en el campo, Atlas buscó el empate y Chivas aumentar la humillación deportiva.

El reloj avanzó rápido, las llegadas fueron varias, pero ninguna provocó la intervención de los porteros.

El cronómetro llegó a su fin. Chivas ganó, se llevó el orgullo de la ciudad y  de paso mostró que su regreso es real.

Draft de los 90, el Pacto de Caballeros en su máximo esplendor

En aquel tiempo, los directivos revelaban lo que pagaban por un jugador y hasta su sueldo

Si reinciden la multa será mayor: Brenda Hernández, comisionada presidenta de la Cofece

No habrá un seguimiento puntual, sin embargo, la situación en el futbol mexicano se puede volver a investigar

Recuerdos del Clásico: La bronca más recordada

El Rebaño sagrado perdió la ida de las semifinales 1-2, pero en el Azteca supo eliminar al América

Ramón Morales le tiene un cariño eterno a Chivas

El histórico del Rebaño recordó con emoción su llegada a las Chivas y consideró que el Clásico no será tan disparejo como se cree

NEWSLETTER ESTO
NOTICIAS