Los Jets de Nueva York seguirán con su reconstrucción

POR JORGE BRIONES

Será la cuarta temporada de los Jets con Todd Bowles al mando, y es momento de que empiecen a ponerse en puestos de playoffs.

Claro está que han ido mejorando año tras año, pero también lo es que sin una campaña con récord positivo, si trabajo podría estar en juego.

En Nueva York siguen sin encontrar su quarterback franquicia. Para el 2018, tendrán dos cartas en la posición más importante del juego. El primero será el agente libre Teddy Bridgewater, quien llega desde Minnesota y si lo respetan las lesiones, es un jugador mucho más que confiable. En segundo lugar aparece el novato Sam Darnold, el futuro de los Jets.

En el ‘backfield’ se repartirán los acarreos Bilal Powell e Isaiah Croswell, mientras que por aire Jermaine Kearse aparece como su arma más importante.

A su vez, la defensiva se asoma como la unidad fuerte de los neoyorkinos. Con una secundaria sólida de la mano de Morris Claiborne y el recién llegado Trumaine Johnson, y un cuero de apoyadores comandados por Avery Williamson.

Su marca de 5-11 en la campaña anterior será el primer punto a mejorar para los pupilos de Bowles, y con ello dejar el sótano de una división que al igual que en lo que va del siglo XXI, parte con los Patriotas de Nueva Inglaterra por lo menos dos escalones encima del resto.

Será una temporada larga para los Jets, pensando en el futuro mucho más que en el presente.

La NFL prepara cambios importantes para la temporada 2020

Los cambios más importantes vendrán para la postemporada.

Drew Brees volverá con Nueva Orleans

El mariscal hará 'un intento más' por ganar su segundo Super Bowl

Dak Prescott confía en llegar a un acuerdo con Dallas

El quarterback de los Vaqueros está confiado en llegar durante el verano a un acuerdo a largo plazo

La NFL rehabilita a Myles Garrett tras agresión a Rudolph

El ala cerrada podrá participar en la pretemporada de los Browns de Cleveland

NEWSLETTER ESTO
NOTICIAS
<