"Zotoluco" y Montecristo, de la mano

POR MIGUEL ÁNGEL GARCÍA
ENTRE las ganaderías que más toros ha estoqueado el matador Eulalio López “Zotoluco”, se encuentra la reconocida dehesa de Montecristo, propiedad del escrupuloso ganadero Germán Mercado Lamm, que se ubica en el estado de Hidalgo. En su carrera como matador, Eulalio ha estoqueado alrededor de 34 toros, de los cuales ha cortado 22 orejas, un rabo y conseguido un indulto. Su estrechez con la divisa es notable, ya que el diestro ha entendido de maravilla a los toros de Mercado Lamm. En las 18 tardes que ha enfrentado a dichos astados, incluida una encerrona el dos de noviembre de 2008, en Tlaxcala, el torero ha cortado orejas prácticamente en todas según las estadísticas. Para este domingo el hierro de Montecristo no podía faltar en la encerrona de “Zotoluco” en la Plaza México, divisa considerada clave en su carrera, pues ha contribuido considerablemente para su desarrollo y algo más que se llama cariño por esta casa ganadera. “Es un compromiso muy grande porque Lalo es una figura del toreo que siempre ha sido parte de esta casa y con el que he tenido muchos triunfos, casi siempre gracias a Dios”, indicó el ganadero, quien considera al maestro como una persona, “de primer nivel en todos los aspectos, ya que siempre ha tenido como meta la superación y lo ha demostrado siempre con resultados. Esperamos su encerrona sea un triunfo completo para todos los ganaderos y en especial para él”, subrayó. Montecristo ha sido una de las dehesas que Eulalio visitó como principales en lo que fue una de las campañas de preparación más intensas y promocionadas que haya tenido un torero mexicano, ya que además de hacerse presente en las casas ganaderas de los toros que lidiará el próximo domingo, de igual forma se dio cita en otras muchas de gran prestigio que han sido claves en su años como matador, pues cabe destacar que de la mayoría es el tentador oficial. Por su parte, la primera figura del toreo mexicano dijo que el ganado, como en su caso los toros de Germán Mercado, están siendo muy bien seleccionados en nota y presencia. “Montecristo como todas las ganaderías que voy a matar han sido parte fundamental en mi trayectoria como matador de toros, a lo largo de estos 28 años me ilusiona llevar un toro de esta ganadería, porque he tenido muchos triunfos en México como en provincia y espero en Dios que el toro que vamos a llevar de aquí como todos los 6 que se están escogiendo, sean del gusto de la gente. Espero en verdad que cada ganadería arroje lo mejor de sí y sea al final una encerrona exitosa; de las cosas más importantes que nos estamos preocupando es tratar de llevar toros bien presentados”, apuntó. SUS DOS RIVALES A tres días para su encerrona, Eulalio López culminó su preparación de varios meses atrás bajo uno de los planteamientos más exigentes que haya tenido un torero en cuanto a preparación y promoción, decíamos, lo cual nos habla de la seriedad que tendrá como sello el festejo programado en la plaza capital. Es un hecho histórico teniendo en cuenta que han pasado casi 30 años de no celebrarse un evento de esta índole en el coso de los Insurgentes, lo cual será verdaderamente atractivo para las nuevas generaciones que no han tenido la oportunidad de ver a un torero actuar en solitario. Aunque Eulalio cuenta con media docena de encerronas en varias plazas de la República, algunas en escenarios monumentales, nada se compara a encerrarse en la plaza más grande de América, amén que cualquiera lo consigue. Pero más allá de lo que implica el hecho como tal, Eulalio se enfrenta a dos factores realmente relevantes: a él y al público. Siendo un torero que lamentablemente no tuvo una franca competencia contemporánea local, pero que fue la insignia ante la torería extranjera y los nuevos valores mexicanos ante los que, incluso, continúa demostrando su hegemonía, fue quien cargó con la fiesta de los toros mexicana por muchos años, dando la cara en todos los cosos de manera triunfal cuando en realidad no había nadie más que él con el peso de haber hecho temporadas en España e incluso abrir el camino al resto de los mexicanos luego de aquellos años dorados del toreo mexicano. Una y otra vez Eulalio se hizo presente en temporadas completas de México, en ferias, seriales, en todos lados estuvo “Zotoluco”, pues bien lo tenía ganado. Y claro, consiguió adeptos de sobra, pero tras los muchos años no faltaron sectores que comenzaron a estar en su contra, en cierta manera hasta injustos, ya que no logran dimensionar, ¿qué hubiera sido de la fiesta de los toros mexicana sin la figura de “Zotoluco”? “ZOTOLUCO”, SIEMPRE “ZOTOLUCO” Luego de todos estos años, de ir y venir, de convencer mil veces y hacer ver el toreo lo más fácil posible; tras recorrer miles y miles de kilómetros en tierra, cielo y agua. Luego de realizar gestas y más gestas, de torear como le haya venido en gana. Luego de todo, además, ir a España a dejarse prácticamente matar por los Miuras, de cortar con el ayuno en Madrid en cuanto a corte de orejas para el toreo mexicano y de volver al escenario venteño hecho ya una figura y pasar tragos amargos. Luego de todo este andar, “Zotoluco” una vez más en el ojo del huracán. Ahí él, haciendo historia, luchando contra él mismo y enfrentando una gesta nueva para incluso terminar de convencer aunque parezca increíble. Porque una gran figura del toreo jamás se conformará, porque el hecho de ser torero grande no es una moda, es para toda la vida, es para convencer hasta el aficionado más escéptico de sus posibilidades. Esa es una figura del toreo, para el primer tendido y para general. No solo para unos cuantos. Y Eulalio es figura de todos y porque es para todos, nuevamente se echa una responsabilidad de este tamaño, porque había que hacerla. Porque se es, o no se es. Porque quien convence prevalece para siempre, no muere jamás. Y “Zotoluco” ya prevalece en los ayeres, en el presente y en el futuro. No hay que olvidar algo sumamente importante en todo esto, que la idea fue producto del empresario Rafael Herrerías, quien con este festejo pone en bullicio a la Plaza México, al toreo mismo. Porque además supo reconocer la trayectoria del matador con este homenaje, sobradamente ganado por el diestro. Lo que pudo ser una arma de dos filos al tomar esta decisión de llevar a cabo la encerrona, está concluyendo de la forma más positiva, ya que hasta donde hemos podido constatar, afición y medios informativos tomaron la noticia para bien, pero a través de los días se ha incrementado el interés y ahora todo mundo, de alguna forma o de otra, está participando. De esto sin duda estará más que satisfecho Herrerías, porque la decisión fue tomada en el mejor momento, para la mejor plaza. DON EULALIO CRISTALIZÓ EL SUEÑO Es trascendente la encerrona porque veremos a “Zotoluco” en su máxima expresión, en la cúspide de su experiencia. Torero para toreros, para grandes aficionados y para villamelones que seguro saldrán convertidos en fervientes seguidores de la fiesta brava. De este acontecimiento se ha sabido mucho, su promoción ha sido importante, como deberían hacerlo todos y cada uno de los toreros. Hemos visto a Eulalio en muchos medios informativos no sólo de toros, se ha hecho escuchar en estaciones de radio y dejado ver en programas de televisión. Su preparación la ha dado a conocer puntualmente en las redes sociales e incluso detalles desconocidos del torero, o momentos que únicamente él disfrutaba, como sus rutinas en el gimnasio. A estas alturas no hay quien no sepa de este tema, sería una aberración decir que no ha tenido una de las mejores promociones. Esto y muchas cosas más convierten al evento en un gran acontecimiento, en un hecho sin precedente hablando de mercadología, de logística. Y en esa medida el festejo lo será, no puede ser menos. Aficionados, sabemos, llegarán de varias partes de la República, peñas taurinas y prensa de todos lados. La fiesta de los toros se moverá como las mayúsculas. Este domingo es para ir a disfrutar de una gran tarde. Es para disfrutar de lo que el torero mexicano es realmente, porque es realmente hecho en México. Podremos ver el resultado de lo que la fiesta mexicana puede transformar cuando una persona es dedicada, entregada, cuando vive las 24 horas para el toro bravo. De allá arriba con toda seguridad estará don Eulalio asomándose el domingo, viendo orgulloso su creación, porque no existió mejor apoderado para “Zotoluco” que su padre, éste que dejó el alma propia en su razón para convertir a su hijo en una gran figura del toreo. Aquel sueño de querer tener un hijo torero, años más tarde traspasó lo inimaginable para quien fue escéptico. Pero don Eulalio nunca dejó de mirar para arriba, allá, donde están las estrellas. Y meramente ahí fue donde visualizó y posicionó a aquel chamaco desaliñado que hoy es el orgullo del toreo mexicano. Un torero que salió de la Colonia El Mirador para todo el mundo. Un digno representante del toreo mundial que el domingo se presenta en la Plaza México simple y sencillamente con la finalidad de hacer lo que mejor sabe y le apasiona. Señores, aquí la mejor representación del toreo mexicano de estos últimos años: Eulalio López “Zotoluco”, torero ciento por ciento mexicano.

Karla Santoyo se abre camino en el toreo mexicano

Este domingo la torera potosina se presenta en el coso de Texcoco como la única mujer anotada en toda la feria

Silveti y Castella encabezan cartel en Tijuana

Se llevó a cabo la presentación del ciclo taurino para la plaza de toros Caliente en Tijuana, Baja California

A pesar de las lesiones, Hilda, la mejor torera de todas

Su ausencia de los ruedos no es por gusto, tampoco por falta de interés

Enrique Ponce ya sueña con reaparecer

Ponce se mantiene firme en que volverá a torear en un tiempo mucho menor al que estimó el especialista Angel Villamor.

LO ÚLTIMO
LO MÁS VISTO
Newslwtter
NOTICIAS
<