El “Chihuahua”: 10 años en activo

Cada torero escribe la historia de su profesión “a su manera”, tal como reza la canción “My Way” (“A mi manera”) que inmortalizaron las versiones de Paul Anka, Frank Sinatra, Vicente Fernández y hasta David Bowie. Pues, bien, también “a su manera”, el matador Antonio García El “Chihuahua”, ha escrito su trayectoria en los recientes 10 años.  Este 2018 se encuentra celebrando el doctorado que le entregó Eloy Cavazos ante el testimonio de Oscar San Román, en Ciudad Juárez, el año 2008, con la lidia de un encierro de la ganadería Bernaldo de Quirós.

“Soy un torero hecho en el pueblo y para el pueblo. Vengo desde abajo, como se hacía los toreros de antaño: toreando en los pueblitos. Ahí radica mucho del sabor del ´Chihuahua´; que se formó a la antigua, en los cosos de provincia, con el apoyo de muchos ganaderos que están en esa liga (circuito)”, afirmó el torero regio desde su rancho en el norte del país.

“Como torero he ido en ascenso y cada vez voy a más frente a la cara del toro; tengo mucho mayor sitio y ahora toreo más despacio, con más reposo. He logrado una evolución pues tengo el carácter que me ha llevado a este sitio”, relató.

Antonio, o Tony, como le llaman comúnmente en el estado del que es originario y que porta orgulloso en su mote, El “Chihuahua” reconoció que. para él, son muy importantes las estadísticas, “pues llevo diez años toreando 30 corridas y 15 festivales por año. Eso da 45 festejos al año, que es una cantidad significativa que no cualquiera torea, más en mi caso que no pertenezco a un grupo importante de apoderamiento, sino que me he manejado sólo con dos apoderados independientes: Kike Valles y ´Curro´ González, quienes me han llevado como amigo en esta difícil pero bella profesión”.

Y agregó, “eso viene desde mi época de novillero porque a lo largo de cuatro años toreé 109 festejos, a pesar que pasé ocho meses en el hule por las cornadas que sufrí. No obstante, fui el novillero que más ha toreado en México durante los últimos 25 años.

En este balance, siguió abundando en la numerología, “corté un promedio de 2.5 orejas por corrida y cada 10 festejos, obtuve un rabo. Eso da la pauta del ritmo que me mantenido en estos diez años, es decir, he sido constante en el espectáculo que le doy al público, por eso lleno muchas plazas, porque siempre salgo a dar a la cara, pues no me dejo ganar la pelea por nadie”.

Consideró que el momento más complicado que ha enfrentado fue, “cuando tras haber tomado la alternativa, no toreaba nada en México. Entonces, Sudamérica me abrió las puertas, especialmente, Venezuela, seguida de Colombia, Ecuador y Perú. Allá alterné con muchas figuras españolas con las que triunfé y eso me regresó a mi amado país y empecé a torear de nueva cuenta”.

Sus próximas metas son: “volver a torear en la Plaza México y triunfar con fuerza y más adelante, pisar el ruedo de Madrid porque si logro un triunfo en la capital de España, será personal pero también para México, pues, repito, soy un torero hecho en sus pueblos. Eso es lo que me motiva cuando entreno cada día, es un sueño muy grande, pero se puede conseguir”, finalizó, el torero.

Sultán ya se recupera en la ganadería de Julián Hamdan

El toro Sultán cuyo gran juego le permitió ganarse el honor del indulto para que posteriormente se convierta en semental.

En el cierre de la Feria Potosina, excelsas dinastías y toros

La plaza El Paseo-Fermín Rivera se llenó en el cerrojazo de la feria en respuesta al cartel de Dinastías.

El “Chihuahua”: 10 años en activo

Está celebrando su primera década como matador y es tercero en el escalafón mexicano.

El rejoneador Diego Ventura regresa a México

"Es imposible que la celebración de los veinte años de mi alternativa sea completa si no vuelvo"

LO ÚLTIMO
LO MÁS VISTO
Newslwtter
NOTICIAS