Familiares de la Selección Mexicana ya los esperan en Recife

Mexico, 2014-06-20 22:33:52 | María Vega

RECIFE.- La Selección mexicana llegará esta noche a esta ciudad y desde ya los esperan con los brazos abiertos y la mejor vibra para enfrentar a Croacia en lo que será el cierre de la fase de grupos de este Mundial.

Y es que sus principales apoyos en la vida, en el día a día, sus familias, están en el Hotel concentración al que arribará el seleccionado nacional proveniente de Santos. Así que su “linaje” espera a sus retoños, hermanos, esposos o novios, cual sea el caso de cada uno de los tricolores.

Aunque podrían tener un libre acceso con los seleccionados, pues son familia, la realidad es que también en ese aspecto están limitados, pues han sido contadas las ocasiones que han podido convivir con los jugadores debido a las disposiciones de FIFA. No obstante, están atentos de sus hijos, como en el caso de Cicinho, padre de Giovani dos Santos a quien lo ve en perfectas condiciones, por lo que pronto volverá a marcar, luego del par de tantos anulados contra Camerún.

“Ojalá y vuelva anotar porque se lo merece”, pero “lo importante es que el equipo gane y anote quién sea”, explica a ESTO para después comentar que el combinado azteca tiene con qué para clasificar a manos de Croacia, ya que “si México pudo con Brasil que no pueda con los europeos”, explica.

Respecto al duelo contra Brasil, Don Cicinho perjura que no tuvo el corazón dividido debido a sus raíces amazónicas.  “Lo disfrute al máximo, Brasil es el país donde nací, pero Giovani nació allá (en México)  y representa aquella nación, así que también soy como un mexicano más. Estoy contento y espero que llegue el Tricolor lo más lejos en este Mundial”, comenta convencido junto a la bandera de verdeamarela y la mexicana, con la espera de ver a su hijo en la final,  “contra la pentacampeona y anfitriona”.

“No tengo corazón partido porque tengo mucho tiempo en México, mi hijo representa aquel país, pero mi corazón es mexicano”, reitera con tremenda sonrisa.

DON JOSÉ CORONA

Con la molestia de portar un yeso debido a que se fracturó el talón de Aquiles, Don José y José Misael, padre e hijo de Chuy, respectivamente, fueron otros de los familiares de los seleccionados que accedieron a platicar con el Diario de los Deportistas, a quien le detallaron el gran Mundial que México realiza.

“Hasta con muletas llegue para apoyar a mi hijo y a la Selección, no hay de otra y sin importar donde ande”

“A la Selección la he visto muy bien, les echamos la buena vibra, los apoyamos en todo, estamos limitados, pero les damos el mejor aliento que uno puede tener, ellos lo saben, son y somos sus motores de vida”, explica el padre junto a su nieto, quien sabe que lo ideal hubiera sido verlo en la titularidad, porque…

“Sabemos que está muy bien preparado y mentalizado. Desafortunadamente no lo metieron, traía la seguridad de que iba a jugar porque es el número uno. Hay un sentimiento agridulce, por un lado quería que jugara, pero en estas cosas no hablas de quién entra o no, sino hablas de que la Selección está saliendo adelante, y eso es lo importante y que todos se están apoyando”, detalla.

A la par, el pequeño Chuy, que cuenta con once años, ya entrena como su padre, pues en un futuro lo quiere emular en un el Mundial porque es “un sueño que puse junte a mi papá en mi almohada”, cuenta la familia Corona, quien agradece a todos los personajes que en su momento apoyaron a Chuy, como en el caso de Antonio Pérez, Fernando Quirarte, Jesús del Muro y Raúl Morales  (Luis García Olivo/ Fotos: Jorge Barrera/ enviados especiales)