“Duro” May peleará en Japón contra Shun Kubo

Mexico, 2014-12-01 09:35:32 | Redacción ESTO

Foto: Cortesía

CANCÚN, Quintana Roo.- Emocionado por su próximo compromiso en el Lejano Oriente, Luis “Duro” May se prepara con ahínco cada día desde muy temprana hora. El próximo viernes 19 de diciembre en Kobe, Japón, se enfrentará al invicto local Shun Kubo, en lo que será la primera batalla en el extranjero para el guerrero del elenco de Cancun Boxing y Boxing Time Promotions.

El “Duro” (15-7, 7 KOs y un empate) es el campeón gallo de la Federación Norteamericana de Boxeo (NABF).

May, con 30 años de edad, nacido en una población de Yucatán pero radicado desde hace muchos años en Puerto Morelos, Quintana Roo, señala que se siente nervioso por este compromiso contra Kubo. El nipón tiene 24 años y marca de 5-0, cuatro nocauts.

“Sólo sé que es zurdo”, reconoce el pugilista, por lo que su estrategia la basa en boxear con un sparring de guardia izquierda, “pero también con derechos, por cualquier cosa que se presente, ya que luego cambian hasta las guardias”.

Esta pelea le cayó de sorpresa, pues entrenaba para una riña en Cancún cuando le llamó el presidente de Boxing Time Promotions, Guillermo Rocha, para proponerle ir a Japón. “En cuanto escuché eso, me motivé y me puse a entrenar como loco”, asentó.

Con emoción en sus expresiones y motivado por el reto, se levanta muy temprano para hacer ejercicios de calentamiento y estiramiento y salir a correr entre 8 y 10 kilómetros. Luego, trabaja en una cuesta “subidas y bajadas”, todo eso en Puerto Morelos.

Por el momento requiere mayor velocidad, por lo que hace ejercicios con aparatos especiales en su casa, se alimenta bien, descansa, y por las tardes se traslada al gimnasio de su entrenador, Luis Enrique García, ubicado en Alfredo V. Bonfil, donde trabaja dos horas.

Se autodefine como un guerrero y detalla que antes era muy fajador. Subraya que ha aprendido más del arte del boxeo, “pero también me fajo, cuando hay necesidad de hacerlo”.

Su viaje está programado para el día 12 de diciembre, por lo que comentó que se encomendará a Nuestra Señora de Guadalupe, para llegar con bien a su destino y regresar a México con la victoria.