En Dorados se nota la "mano de Dios"

POR FERNANDO VILLA

Diego Armando Maradona fue la bomba más grande para México en cuestión de nombres para dirigir un equipo. El “Pelusa” es, para muchos aficionados, el mejor jugador de la historia. Su trayectoria con los distintos clubes y con la Selección de Argentina lo pusieron en la élite del futbol mundial; sin embargo, como director técnico, las dudas se hicieron presentes desde que se hizo cargo de su primer club, el Deportivo Mandiyú en su país natal.

Ahora, con un camino bastante recorrido por el mundo y con una visión más amplia tomó las riendas de Dorados de Sinaloa, equipo que milita en el Ascenso MX y que, en el pasado, conoció las mieles de lo que es estar en la Primera División.

Checa ESTO: Renovación de Ramsey complicaría llegada de Herrera al Arsenal

Fue, precisamente, dicha razón por la cual la directiva comandada por Jorgealberto Hank, propietario de Grupo Caliente, dueños del Gran Pez y los Xolos de Tijuana, confiaron en él.

Diego no sólo fue un “boom” mediático, sino que toda una ciudad se volcó para ver al astro argentino. De inmediato, los especialistas en el balompié nacional se cuestionaron sobre su capacidad para dirigir, incluso, tocaron temas extra cancha como su salud, la cual se vio comprometida en el Mundial de Rusia 2018.

Fue el seis de septiembre cuando Maradona conmocionó a un país. Dorados hizo oficial su llegada y todos sus seguidores buscaron una opción para verlo, aunque fuera a unos cuantos metros. Dos días después pisó territorio nacional. El tumulto se hizo evidente en el Aeropuerto de la Ciudad de México y ni se diga en el de Culiacán.

Pasaron nueve días para que el sudamericano dirigiera su primer partido; sin embargo, trabajó hasta en doble sesión para conocer a los integrantes del equipo y a cada una de las personas que laboran en la institución culichi.

Diego, hasta la fecha, calló bocas. Los números lo acompañan. Son cinco juegos los que el “Pelusa” ha dirigido en territorio mexicano, incluido uno de Copa MX, y ya colocó al Gran Pez en puestos de Liguilla.

Su primera prueba fue en casa. Ante su gente, Maradona gustó y goleó. Cuatro goles hicieron sus pupilos ante unos Cafetaleros que apenas metieron las manos y sólo pudieron hacerse presentes una vez en el marcador.

Desde ahí, la conjunción con los sinaloenses fue de menos a más. Desde que puso un pie en el norte del país, Diego se entregó a la gente, y ésta le respondió.

Ante Alebrijes sostuvo su segundo cotejo. Ahí conoció la derrota. Cuatro días después. Vino el trago más amargo, pues quedó fuera de la Copa MX ante Querétaro.

Dos victorias seguidas ante la UdeG y Zacatepec le valieron a Maradona y a sus muchachos ponerse en puestos de Liguilla y demostró que tiene calidad del otro lado de la línea de cal.

El impacto no sólo fue mediático, sino que los resultados se le dieron y el argentino le dio vida a un Gran Pez que nadaba en lo más fondo de la tabla general del Ascenso MX.

LÍNEA DE TIEMPO

6 de septiembre          Dorados oficializa la llegada de Maradona

8 de septiembre          El “Pelusa” llegó a México

17 de septiembre        Dirige su primer juego y gana 4-1 a Tapachula

22 de septiembre        Primera derrota ante Alebrijes 1-0

22 de septiembre        Pide ayuda para los damnificados por las fuertes lluvias en Sinaloa

26 de septiembre        Eliminado de la Copa MX ante Gallos Blancos 2-1

29 de septiembre        Ganó ante la UdeG 2-0

06 de octubre  Ganó a Zacatepec de visita 0-1

Llegada de Luuk de Jong a Rayados se complicaría

El delantero holandés ha sido vinculado con el equipo mexicano.

"Chaco" y Santiago festejan el "Día del Padre"

Christian Giménez tuvo muchos logros en su carrera como futbolista, pero ninguno de ellos se compara con el de ser papá.

América busca a otro francés

El equipo de Coapa sigue buscando un jugador europeo.

Jugadores de Veracruz se niegan a entrenar por adeudos

Jugadores de los Tiburones Rojos del Veracruz decidieron no entrenar este sábado.

NEWSLETTER ESTO
NOTICIAS
<