Eduardo Ávila, nervioso a la espera del Premio Nacional del Deporte

Mexico, 2014-12-03 11:26:09 | Redacción ESTO

Foto: CONADE

EL judoca Eduardo Ávila, se encuentra feliz y a la vez nervioso por recibir el Premio Nacional del Deporte, acto protocolario que se efectuará mañana en la SEP.
“Estoy bien, aunque un poco nervioso porque recibiré tan distinguido reconocimiento. Es un mérito que gracias a Dios me llega en el momento indicado. Es una motivación el que te reconozcan autoridades la labor que haces por el país. Porque cuando te subes al podio, el escuchar el himno nacional te hace recordar muchos momentos que has vivido en el país. Es una sensación que es difícil de describir, por eso estoy honrado de que me lo entreguen”.
Para Lalo, este fue un año de muchos logros, por lo que comentó que lo cierra como el mejor en su carrera deportiva.
“La constancia, la disciplina, el amor a mi deporte y que salí de una lesión, me pusieron con los pies en la tierra para enfocarme solo a mis objetivos, los cuales logré hacer este año, que ha sido uno de los mejores como deportista, aunque también en mi vida personal”.
Estudiante de la carrera de mercadotecnia, agregó que espera seguir compitiendo mientras pueda y su cuerpo lo aguante.
“Mientras no llegue otra lesión, sin duda que seguiré en el judo. Es una pasión tremenda que tengo, por lo que le dedico mucho tiempo. Incluso cuando me toca descanso, hago ejercicios que me fortalezcan para cuando entre al tatami. Pero lo más importante es que sigo aprendiendo mucho, que cada día es diferente la rutina para valorar el trabajo y la constancia”.
Y para superar los retos que tenía desde comienzos de año, dijo que parte fundamental fue la asesoría de una sicóloga.
“Margarita Serviño, mi sicóloga, fue una parte en mi vida después de la lesión. Ella me ayudó, me apoyó a estar enfocado en los entrenamientos y las competencias. Con eso fui dejando situaciones difíciles, para refugiarme solo en lo primordial que fue superar las cosas que me estaban sucediendo. Entre ellas el tener miedo a no hacer ejercicio adecuado para mis terapias. Así que a ella también le debo este premio, porque me hizo seguir adelante”. (Guillermo MG)