Nuria Diosdado, del infierno a la gloria

Mexico, 2014-12-08 23:04:08 | María Vega

CAMPEONA de campeonas del Centroamericano, sin duda, Nuria Diosdado, que junto con su equipo de nado sincronizado y en todas las pruebas, brilló con fuerza para obtener siete medallas de oro, lo cual la convierte en la máxima ganadora de metales dorados de dicha justa regional que concluyó recientemente. Y apenas salido de la alberca de Veracruz, Diosdado ya va en camino a Beijing, China, para competir por México una vez más, donde el equipo habrá de hacer dueto temático, equipo libre y combinado, entre otros. La diferencia es que en China asistirán países como Canadá, Ucrania y por supuesto el país anfitrión, equipos fuertes, pero que ya conocen muy bien las mexicanas.
Nuria fue reconocida públicamente por el presidente de la Federación Mexicana de Natación, Kiril Todorov, por su tenacidad en los Juegos Centroamericanos, sobre todo por saberse reponer de aquel tema de dopaje al que el equipo fue cuestionado hace cuatro años en Mayagüez. Admirablemente la sirena salió del infierno para colocarse en la gloria, con la magnífica cantidad de metales conseguidos por ella y junto a su equipo de grandes atletas que pusieron al nado sincronizado en la cúspide, de este lado del planeta.
“Lo de China es una competencia para culminar el año, traen una carga intensa como todos los equipos que asistiremos. Vamos menos presionadas, vamos a disfrutar la competencia, pero sin dejar a un lado la búsqueda por los primeros lugares”, señaló Nuria.
“El camino para regresar a Centroamericanos no fue fácil, no obstante, el ciclo en Juegos Olímpicos, Juegos Panamericanos y finales en Mundiales fue bueno y eso ayudó mucho, pues mi mente estuvo ocupada en esas competencias. Ya en el año de los Centroamericanos me encontré más completa, más madura como deportista. Gracias a Dios pude vivir mis terceros Centroamericanos de manera victoriosa”, subrayó Diosdado, feliz con los resultados de este año y con la moral en las nubes para enfrentar el inicio de este ciclo olímpico que termina en Río de Janeiro. (MAG/Fotos: Martín Montiel)