El Rebaño fue local en el Azteca

Las puertas del Estadio Azteca se volvieron a abrir, pero todo fue diferente.
27 días atrás el Coloso de Santa Úrsula se pintó de azul, los tonos celestes tapizaron las gradas del recinto con la esperanza de ver a Cruz Azul campeón, sin embargo, no sucedió.

Esa herida, la salida de Iván Marcone y el desabasto de gasolina provocaron que el público cementero se ausentara del lugar. Los de la Noria no tuvieron el apoyo de meses atrás, lo que la afición tapatía aprovechó para colorear de rojo y blanco el recinto.

Esta caída va a ser la madre de nuestras victorias: Caixinha

De a poco, familias, amigos y parejas se dieron cita en el lugar. Ya en el interior, los visitantes se hicieron notar entre los cánticos y el famoso grito: ¡Chivas, Chivas, Chivas! el cual hizo retumbar las gradas en varias ocasiones.

Los pocos seguidores celestes no dejaron de alentar y se unieron con euforia a las porras de ‘La Sangre’ ,pero los del Rebaño los opacaron adueñándose del Azteca.

Cruz Azul tenía su primer juego del torneo como local, por lo que las expectativas de tener una grata entrada eran altas, desafortunadamente no fue así y los huecos en el inmueble fueron visibles.

La pasión del Clásico Nacional se vivirá en casa

De no ser por la pandemia la familia Vilchis y Almazán estuvieran en la noche en el estadio Azteca

América vs Chivas, un clásico muy mexicano

En el arranque del juego podrían comenzar hasta 18 futbolistas aztecas de los 22 posibles

Chivas llega a la Ciudad de México entre pocos aficionados

Vucetich, Briseño, Vega y algunos atendieron a los seguidores que se les acercaron

Aguirre considera el Clásico como uno de los mejores de América

El 'Vasco' defendió ambas casacas y sabe lo que es un duelo entre América y Chivas

NOTICIAS
<