¡Aventurado! Alvarado, a sus 22 años disputará el título

VEINTIDÓS años y una final de Primera División. Dichosa ventura de este joven azulcrema… Antonio Mohamed lo pone a jugar, posiblemente en el mejor escenario de su vida, a temprana edad.

Si bien contó con algunos minutos durante la campaña regular, lo vivido desde la semana pasada en el inicio de las semifinales contra Rayados lo hacen ser un joven con “suerte”, un chavo que se “sacó la rifa del Tigre”.

Sin deberla ni temerla, Ventura Alvarado entró al quite por Paúl Aguilar, separado del grupo por indisciplina, misma que le da la oportunidad de estar en el once titular del “Turco”, de cara a la gran final. El partido que buscan jugadores consagrados, de treinta años de edad, pero que él, a sus 22, ya puede darse esa dicha.

Humilde, sonriente, le cuenta a ESTO sus impresiones. El sueño hecho realidad. El anhelo que le llegó a muy temprana hora. Sí, su mejor “aventura”.

“Me siento muy feliz y contento, agradecido con el equipo, el cuerpo técnico y todo el club, que me han apoyado”, comienza a decir Ventura. “No me la imaginaba y estoy feliz con lo que me toca vivir. Es un sueño para cualquier chavo que viene acá”, recalca.

Durante el torneo regular solamente le tocó la titularidad en la fecha 17 contra Atlas para nuevamente figurar en la serie contra Monterrey, semifinal que “la tomé como motivación para seguir creciendo y empezar a escribir esta historia”, revela, sin dejar a un lado los nervios al momento de saber que partiría como titular en la cancha del Tec.

“Sí, sentí un poco de nervios, entré con mucha tensión, pero con los compañeros y entrando al partido sabiendo que los rivales tienen dos brazos, una cabeza, dos piernas y yo también, no me dio miedo. Me sentí confiado de que yo puedo y más con la confianza que me brindó el Profe”, indica, al tiempo de revelar que con unos “mazapanazos cordiales” por parte de sus compañeros la fuerza se le incrementó.

“Me ‘cargaban pila’ porque soy chavo, pero me alentaron de esa forma y los tomé como motivación”, comparte el muchacho, quien atesora el obsequio adelantado de Navidad, que ha recibido en esta Liguilla.

Por eso, juguetón, guarda el regalo inesperado. Ese que ha llegado en el momento justo y que ha sabido aprovechar a la perfección. Está en él que sea ideal… Con premio de campeonato.

La final “es algo muy soñado, no me lo imaginé en esta temporada”, reconoce sencillo. Sin embargo, deja en claro que esta final no se comparará en nada a la que le tocó con la Sub-20 y, posteriormente, las Liguillas que disputó cuando era del Necaxa.

“En América Sub-20 jugué dos finales, las ganamos contra Pumas y Santos”, pero “ésta de Primera no se comparará con nada, mucho menos la fase de Liguilla cuando estuve con los Rayos”, descubre.

Hoy como lateral derecho, recuerda que su pasado comenzó “en la central, mas poco a poco me convertí en lateral, trabajando día a día y demostrando lo que sé hacer”, explica. “Soy más defensivo y por ahí me he estando agregando al ataque cuando puedo, pero siento que lo he hecho bien. Lo que me ayuda es la velocidad y el físico”, advierte Alvarado, con la ventura de concretar una buena final contra Tigres, en los 180 minutos. Aguarda que sea su mejor regalo de Navidad: El campeonato.

América podría buscar otro estadio para la liguilla

El mal estado del campo los obligaría a cambiar de sede

Luis Reyes ve un plantel fortalecido de cara a la Liguilla

El América retomará la actividad de Liga MX ante Veracruz, en la jornada 17

Marchesín acepta que jugar contra México es especial

El portero de América volvió a ser considerado por la albiceleste en este nuevo proceso.

Ustedes solo ven lo negativo, pero el equipo jugó bien: Herrera

Miguel “El Piojo” Herrera el empate le deja satisfecho y hasta con cierto aire de tranquilidad

LO ÚLTIMO
LO MÁS VISTO
Newslwtter
NOTICIAS