"Pikolín" Palacios, ilusionado por disputar la Libertadores con Morelia

Mexico, 2014-12-10 21:40:19 | Fernando Schwartz

POR FERNANDO SCHWARTZ

MARCO Antonio Palacios ‘Pikolín’ ya asimiló su salida de Pumas y se integra con todo ánimo a Monarcas Morelia: “Segunda vez que sale. Antes Veracruz, hoy Monarcas”. Al principio me sorprendió la noticia. Lo asimilé que así era. Contento con esta nueva oportunidad que me brinda Monarcas. La confianza de directiva y entrenador. Nuevo reto en mi carrera futbolística”.

Puma de entraña: “Claro, así siempre lo demostré. Amor a la camiseta. Siempre me manejé con profesionalismo. Se me dieron cosas bonitas en Pumas. Cuatro campeonatos se dice fácil, pero es complicado. La Sudamericana. Orgulloso y contento de lo que hice en Pumas”.

Dirigido por un histórico central Alfredo Tena: “Fue un excelente defensa. Él me entenderá a la perfección por la misma posición. La entiende y conoce, me tiene la confianza de traerme, espero responder a la expectativa y primero ganarme un lugar aca”. Libertadores en repesca una buena chance. Comentaba con mi hermano que uno de mis sueños antes de retirarme era volver a Sudamérica para una Libertadores. Se está dando la oportunidad en Monarcas. Es una gran oportunidad pelear ese boleto. Me emociona. Me motiva. Es un torneo que me gusta. Se presta mi forma de jugar y ser. Ansío estar en Libertadores nuevamente y disfrutarlo”.

Sus primeras impresiones en Morelia: “Excelentes mis compañeros. Se nota compañerismo. Me recibieron muy bien. Con Alfredo hablé poco, le agradecí la confianza. Ahora me enfoco en lo físico. Pasé las pruebas y ahora estoy en lo futbolístico. Poco a poco nos acostumbraremos a la filosofía de Tena”.

“Pikolín” el que se mata en la cancha: “Un día dije que cuando no sienta nervios y no vaya con todo por el balón dando mi máximo me retiro. Eso me ha caracterizado en mi carrera. Nunca dejaré de correr y luchar”.

Un ‘Pikolín’ de frente: “También eso me caracteriza. Soy un tipo directo. Digo las cosas como son. A veces gusta o no. Es mi temperamentto no cambiaré”.

Así se ve: “Tengo contrato por dos años. Siempre he dicho que si mi corazón quiere jugar 10 años debo ver que las piernas me respondan. Conforme vaya sintiendo mis piernas y mi rendimiento decidiré. Dos años más sin problema para seguir jugando a máximo nivel”.