¿Coronarse en el Azteca?, Mateo Bravo lo logró

Mexico, 2014-12-11 12:54:50 | Javier Juárez

Foto: Jesús Téllez

SAN NICOLÁS DE LOS GARZA.- ¡Héroe!, no hay otro adjetivo para calificar a Mateo Bravo y su actuación en la semifinal que le ganó al América en la temporada 1981-1982. El “portero volador” se lució bajo los tres postes al atajar todo lo que le llegó, Mateo recordó junto a ESTO el “mejor partido de su vida”.

“Fue un juego muy sufrido, a los diez minutos del segundo tiempo nos expulsan a Bastos, íbamos ganando en el marcador global, pero contra América no te puedes confiar, Javier Aguirre anotó faltando diez minutos, un balón que pega en el poste y después en mi espalda, entonces sí se nos vino la presión, el público, el estadio”, recordó Bravo.

El ex portero auriazul continuó su relato: “Para mí es el mejor partido de mi vida, saqué todos los balones, ni yo sé cómo le hice, recuerdo un rebote en el área, el balón quedó para rematarlo, no recuerdo quién le pegó, pero aparecí volando y la saqué con el pecho”, añoró con entusiasmo.

Pero esa no fue la única atajada del portero auriazul: “La más importante, por decirlo de algún modo, fue un cambio de juego de Vinicio Bravo, la recibe Trejo y le queda botando, el balón iba curveado al ángulo, no me da tiempo de correr y me aviento, voy volando y siento que no lo alcanzo, entonces le cambio la mano y la saco, fue un atajadón bárbaro, llora Trejo y pita el árbitro”, contó Mateo.

Luego de eliminar al América, Bravo volvió al recinto capitalino, pero ahora para coronarse, el portero felino le atajó dos penaltis al Atlante y salió hombros: “En esa final me sentí graduado como profesional, atajar dos penaltis en ese escenario fue increíble, al acabar el partido un jefe de seguridad, me cargó y me dijo –usted no tiene idea de lo que acaba de hacer-, me cargó en hombros por todo el Estadio Azteca”, añoró el “portero volador”.

Por lo parejo de los equipos la final del domingo podría decidirse por la actuación de los porteros, sobre esta posibilidad, Bravo aconsejó a Nahuel Guzmán: “Yo no le puedo decir qué hacer al portero de la selección de Argentina, él mide 1.92 mts., yo medía 1.70, es un extraordinario jugador, los grandes porteros se hacen por sus grandes atajadas en finales, no debe cometer errores o lo pagará caro”, indicó Bravo.

Los penaltis también rondan en el aire, Bravo habló de cómo afrontarlos. “El portero puede adivinar, de los cinco que tiran por lo menos uno lo puedes detener, por lógica el derecho tira a la izquierda y viceversa, tienes diez milésimas de segundo para decidir a donde lanzarte, cuando el jugador agacha la cabeza es el momento para volar, si lo haces después no alcanzas, así atajé dos en la final contra el Atlante”, recordó Mateo al momento de mostrar todos los cuadros que cuelgan en la pared de su casa, varios de ellos con estupendas fotografías captadas en el momento exacto de sus vuelos.

QUIERE FESTEJAR
Bravo ve a su equipo como campeón, pero deben plasmarlo desde el primer episodio: “Yo pienso que Tigres va a ganar, va a ser campeón, pero tiene que sacar una ventaja mañana (hoy), si no lo hacen América los puede sorprender, nuestros delanteros no están finos, Villa, Hérculez, Ruben, los goles los hace Guerrón, Burbano, Damián, es momento de que los delanteros pesen”, remató Mateo.