Real Madrid olvida sus penas con goleada ante Valladolid

El Real Madrid doblegó este domingo al Valladolid en un partido en el que los madridistas sufrieron mayor turbación e inquietud de lo que hace pensar el marcador (1-4), ya que los vallisoletanos “gobernaron” la primera parte, aunque acabaron sometidos ante la pegada del Madrid tras la reanudación.

Solari salió esta noche con todos los ingredientes disponibles en su alineación, que tampoco eran muchos habida cuenta de las bajas, y dispuso un ataque con Marco Asensio y Benzema, más un centro del campo muy poblado, aunque todo el equipo empezó “desenchufado”, falto de ritmo y muy lento en el repliegue.

 Nico Castillo dice que América y Chivas siempre son favoritos

Llegó más y mejor el Valladolid durante los primeros minutos. Los de Sergio González salieron insolentes y descarados aun con el riesgo de desfondarse. No era el partido esperado durante los primeros veinte minutos, el Valladolid estaba zarandeando claramente al rival, un Madrid que no tenía ni tiempo para pensar.

Fueron dos acciones prácticamente consecutivas las que revolucionaron el partido, aunque el Madrid no sufrió daño en el marcador. Primero, un penalti fallado por Rubén Alcaraz (min 11), que es el quinto que ha desperdiciado el Real Valladolid esta temporada, y un gol anulado a los locales por el VAR, tras detectar un fuera de juego de Keko Gontán (min. 13).

Otro tanto, esta vez de Sergi Guardiola, no llegó siquiera a ser anulado, porque el linier levantó inmediatamente la bandera, también por fuera de juego y esta vez mucho más claro.

Es verdad que ambos equipos se enfrentaban en pleno abatimiento, pero el Madrid, sorprendido por el descaro e intensidad de su rival, vagabundeó por el campo durante los primeros veinte minutos, ante un Valladolid acometedor y “muriéndose” en cada balón dividido.

Definitivamente, el Valladolid no empezó como otras veces, los de Sergio apelaron al orgullo para intentar hoy dar “portazo” a su mala racha de resultados ante un Real Madrid apático y que, durante el primer tiempo, bajaba andando en las transiciones defensivas.

Así las cosas, el Valladolid siguió intentándolo, pese a su habitual falta de “pegada”, y a la tercera fue la vencida, cuando Anuar Tuhami, que está muy lejos de ser un goleador, cogió un balón suelto en el área para batir a Courtois (min. 29).

Con notable solvencia jugaba el Valladolid en ese momento ante un rival inconsistente, cuyo empuje y vitalidad se habían quedado en el vestuario, además de una aplicación defensiva que también brilló por su ausencia, hasta que todo cambió en el minuto 34, cuando Nacho le ganó una disputa a Jordi Masip, y Rafa Varane aprovechó para empujar el balón al fondo de la red.

Tras el tanto madridista, Modric empezó a moverse entre líneas y a jugar más adelantado, ahí parecía cambiar completamente el estado del partido y, en un fugaz intercambio de golpes, respondió el Madrid con un disparo lejano de Casemiro, con el Valladolid acusando muchísimo el golpe del 1-1, ya que el empate no reflejaba, ni mucho menos, lo acontecido hasta entonces.

En la reanudación todo se volvió del revés. Un penalti claro sobre Odriozola de Óscar Plano permitió a Karim Benzema adelantar al Madrid (min. 51). Con la ley del mínimo esfuerzo, los madridistas se veían ganadores y el castigo para el Valladolid era muy duro, a tenor del guión que hasta entonces había trazado el partido.

 VIDEO: Salcedo hace “dedo” a los aficionados de Monterrey

Fue todavía peor para los locales, ya que Benzema remató a placer en una indecisión defensiva de los vallisoletanos y endosó el 1-3 al filo de la hora de encuentro. Un serio correctivo para un Valladolid que había opositado durante muchos minutos a no irse de vacío en este partido y que incluso tuvo un lanzamiento al poste de Sergi Guardiola, en plena racha infortunio.

La expulsión de Casemiro, por doble amarilla, apenas alteró la marcha del encuentro porque ya para entonces el Valladolid tenía más pundonor que fútbol y no era capaz de gobernar el medio campo. Es más, el croata Luka Modric marcó el cuarto en una jugada “de seda” del actual Balón de Oro.

La derrota obliga al Valladolid a ganar cuatro o cinco partidos de los once que faltan para no ver peligrar la categoría, mientras que el triunfo madridista da oxigeno a Solari y, de paso, aporta algo de sosiego tras una semana muy convulsa.

Paco Jémez regresa a dirigir

El español dejó de dirigir un tiempo luego de varios fracasos.

Keylor Navas reconoce dura etapa en el Real Madrid

El portero tico admitió que vivió una temporada complicada bajo el mando del técnico Santiago Solari

Barcelona pagaba más, pero elegí al mejor: Vinícius

El brasileño afirmó que primero lo llamó el Barcelona y luego el Real Madrid

Varane está analizando dejar al Real Madrid

Medios en Francia aseguran que el defensa no quiere continuar en la Casa Blanca.

LO ÚLTIMO
LO MÁS VISTO
Newslwtter
NOTICIAS