Zulina pasó doble prueba: su adversaria y una intoxicació

Mexico, 2014-12-14 19:23:18 | María Vega

POR JOSÉ LUIS CAMARILLO
ENVIADO ESPECIAL

MONTERREY, Nuevo León.- Zulina “Loba” Muñoz pasó un domingo “de agasajo” en la casa de la familia Garza Cabriales, invitada por el señor José Luis Suárez Sánchez, quien vino del DF para apoyarla en su combate sabatino contra la colombiana Olga Julio. La campeona universal supermosca absoluta del WBC “rompió la dieta” y estaba naturalmente feliz por su amplia victoria por puntos en 10 asaltos, en que fue exigida al máximo. En la terraza del hogar de sus anfitriones, en la colonia Lindavista de Monterrey y ante una vista espléndida del famoso Cerro de la Silla, “La Loba” felicitó a la señora Mague Suárez, quien cumplió años el día de su pelea en Pesquería, Nuevo León. “La Loba” reconoció que Julio le peleó sin respeto y que además de soportar duro castigo al cuerpo y a la cara, le respondía con golpes certeros. “Olga tiene una izquierda muy fuerte, pero la neutralizamos bastante bien. Me conectó en varias ocasiones cuando yo entraba en lapsos al buscar ver qué golpe podía meterle y descuidaba un poco mi defensa”. La monarca prosiguió: “Gracias a Dios salimos bien. Voy a platicar con los profesores Ayala y a seguir trabajando para corregir lo que no hicimos bien. Voy a descansar una semana, según me indicó el doctor Alejandro Ayala, y ya de ahí comenzaré a trabajar para la pelea con Mariana Juárez”. INTOXICACIÓN Al mediodía del sábado, Zulina traía unas enormes gafas que casi le cubrían media cara. Ayer, el doctor Alejandro Ayala reveló que desde la noche del viernes sufrió una intoxicación alimentaria, que urgió a administrarle medicamentos en forma inyectada y oral. El facultativo admitió que ese inconveniente afectó su rendimiento porque no podía dormir (debido al prurito generalizado) y la consecuente inflamación. “La Loba” asentó: “En los dos últimos rounds me sentía cansada, pero la preparación que hicimos nos sacó adelante, seguí tirando combinaciones y tratando de sacar el triunfo hasta el final, siempre buscando imponer el ritmo y no soltar la iniciativa”. “La Loba” mejoró su palmarés a 54 ganadas, 40 por nocaut, una perdida y dos empates. Al dirigirse al aeropuerto internacional Mariano Escobedo, reiteró su alegría por lo vivido el fin de semana y porque faltaba muy poco para volver a ver a su hijo Dylan, quien la esperaba a su llegada a la ciudad de México, en la Terminal 1.