“Lo mejor, estoy en mis cinco sentidos”: JC Chávez

Mexico, 2014-12-16 00:16:11 | María Vega

POR FERNANDO SCHWARTZ
LAS VEGAS.- El gran campeón mundial Julio César Chávez recibió reconocimiento en el marco de la Convención del Consejo Mundial de Boxeo por tener el lleno más grande en la historia con 136 mil en el Azteca cuando peleó con Greg Haugen y estuvo con Don King recibiéndolo, además de uno personal como el más grande de la historia. Para Fox Deportes conversamos con “JC”. “Cómo pasa el tiempo, increíble. El tiempo vuela. Contento, satisfecho de lo que logré en el boxeo. Me hubiera gustado retirarme invicto, que es el sueño de todos, pero no se pudo. Creo que valió la pena el esfuerzo y sacrificio de años”. NOCHE INCREÍBLE Recuerda: “La verdad es increíble, impresionante, lo de aquel día en el Azteca. Histórico. Nadie pensaba que se llenaría el Azteca, se quedó gente afuera. No se puede describir que más de 100 mil personas estuvieran en la pelea”. Goza reconocimientos. “Fíjate que es un año increíble para mi. Puse la primera piedra para develar mi estatua en Culiacán la semana pasada. Voy a Hermosillo a poner la primera piedra para un Pabellón con mi nombre. Increíbles rconocimientos”. Se sinceró. “Todo esto se ha dado en base a mi recuperación. Si yo no me hubiera recuperado no sería una persona normal y no lo hubiera visto”. Ganó ese título mundial. “Gracias a Dios me mantengo limpio, estoy sano y eso es lo principal y pasando ese mensaje”. EL MÁS GRANDE Julio del 83. Primera vez que Chávez estuvo en un evento del CMB y en septiembre de ese año su primer título, el superpluma vs ‘Azabache’. Ambos en California. “Ya llovió. Imagínate estamos viejos muchos años. Contento, muchas satisfacciones momentos difíciles, pero fueron más los dulces”. Le aseveré que aquella pelea con Meldrick Taylor había sido la mejor y sonriendo respondió: “Para ti, pero para mí no. Fue una pelea muy difícil. La más de toda mi carrera, a pesar de que perdí otras el mérito sigue ir hasta el final”. Agradeció a la afición el apoyo y el cariño al estrechar la mano y despedirse.