Reunión soñada de campeones en Las Vegas

Mexico, 2014-12-16 20:20:50 | Redacción ESTO

POR JOSÉ LUIS CAMARILLO
ENVIADO ESPECIAL

LAS VEGAS, Nevada.- El magnífico espacio del Events Center del hotel y casino The Mirage acogió la histórica reunión de 112 campeones y ex campeones universales, una cifra jamás imaginada, en un mismo escenario.

Fue el punto culminante de la cena de gala del lunes, con que se dio la bienvenida a aproximadamente 1,500 asistentes a la 52 Convención Anual del Consejo Mundial de Boxeo que se celebra aquí.

Se contó con la espontánea llegada de Floyd Mayweather y poco después entró Óscar de la Hoya. Grandes ex rivales se abrazaron unos a otros y con tantos monarcas más congregados ahí. Érik “Terrible” Morales calificó el reencuentro de Sugar Ray Leonard, Roberto Durán, Tommy Hearns y Marvin Hagler como “los cuatro fantásticos”, ya que pelearon entre sí.

Se entregaron 51 cintos de sexta generación de esa entidad al mismo número de campeones. Dichas correas traen las cerámicas de los mejores titulares de todos los tiempos por división, elegidos en una votación mundial por Internet; además, traen las clásicas imágenes de Muhammad Alí y Joe Louis.

JC Chávez vio así su foto en el cinto de peso superligero, igual que lo hicieron otros aztecas como Érik Morales, en supergallo; Carlos Zárate, en gallo; Miguel Canto, en mosca; Humberto “La Chiquita” González, en minimosca, o Ricardo “Finito” López, en paja.

Jhonny González fue uno de los campeones que más fotos se tomó con sus colegas legendarios.

Laila Alí lucía radiante con su cinturón en el que aparece su propia foto, y así se miraron muchos rostros felices más, como los de Azumah Nelson, de Ghana; Jeff Fenech, de Australia; Hideyuki Ohashi, de Japón, y tantas otras glorias boxísticas.

Mike Tyson y Evander Holyfield reafirmaron su amistad luego de haber llegado hasta aquel tristemente célebre episodio de la mordida en el ring.

Elvis Grant Phillips recibió el fajín de peso pluma a nombre de Salvador Sánchez.

“El Terrible” resumió el sentir general: “Disfruté como fanático del boxeo y enamorado de lo que vivo. Convivir con tantos campeones es impresionante. Cuantos aficionados quisieran convivir con ellos o estar cerca. Unos a otros nos demostramos el respeto por nuestras trayectorias”.