Necaxa dio la sorpresa ante Rayados

Aguascalientes.- Necaxa demostró que hay vida después de Brian Fernández. Dominaron bien a una de las plantillas más caras del continente y sacaron ventaja en el juego de ida (1-0) de los cuartos de final de la Liga MX. Avilés perdió la cabeza y dejó sin pararrayos a sus compañeros, a quienes los electrocutó el potente cabezazo de Cristian Calderón para el único gol del partido. Será el próximo domingo en el BBVA donde se defina quién ocupará uno de los cuatro lugares en las semifinales.

EL JUEGO

Necaxa regresó a una Liguilla y lo hizo en un duelo sin precedentes, ante Rayados. La insistencia fue desde el minuto uno. Pese a la muy mala entrada que presentó el estadio Victoria, los locales salieron inspirados.

Tocaron por primera vez la puerta gracias a Eduardo Herrera. El ex jugador de los Pumas controló con el pecho en los linderos del área y, sin pensarlo, sacó un tiro de media vuelta que pasó pocos centímetros arriba del arco. En un tiro libre, Layún provocó los suspiros de todos. Cobró desde la pista derecha y el balón le hizo un extraño al guardameta Hugo González, quien pudo reaccionar a tiempo para evitar el oso de la Liguilla.

Barovero se puso la capa de héroe en un mano a mano con Daniel Álvarez; metió la mano ante el potente disparo y mandó el balón a tiro de esquina. Cuando mejor jugaba Monterrey, vino la fortuna de los hidrocálidos. Ambos equipos ya tenían dos amonestados, cuando Avilés Hurtado perdió la cabeza y planchó con sus tachones a Fernando González. El juez le mostró el segundo cartón amarillo y lo mandó a descansar antes del medio tiempo. La roja benefició al equipo rojiblanco que se volcó al frente en busca de la ventaja, y la consiguió.

La gente que no fue a la feria de San Marcos y asistió al Victoria coreó los goles a cada pase de los rayos. Con esa motivación, crearon una soberbia jugada colectiva que culminó con el remate en soledad de Cristian Calderón, quien la puso en el ángulo, imposible para Barovero. Explotó el estadio y el árbitro indicó el final de la primera parte.

Ya en el complemento, el portero de Monterrey se convirtió en el héroe. Nunca se cansó de evitar el segundo tanto de los locales. Tapó uno a uno los intentos por parte de los pupilos de Guillermo Vázquez para aumentar la ventaja. Diego Alonso movió sus piezas y le dio ingreso a César Montes y Maximiliano Meza, para tener más solidez en el fondo y mejor trato de la pelota en el medio campo.

Hugo González sintió celos de ver volar a su rival, y también tuvo una intervención digna de aplaudirse ante el remate de César Montes en el área chica. Pese a que los hidrocálidos lo intentaron, no hirieron más a rayados. Aunque mínima, se llevan ventaja al juego de vuelta que se disputará en el estadio BBVA.

ACCIONES

El ecuatoriano Enner Valencia, en la mira de Atlas

El ex Pachuca llegaría para apuntalar el eje de ataque, mismo que quedó a deber este torneo

Tigres realiza práctica abierta en el Volcán

Los felinos y su gente se unieron en el último entrenamiento previo a viajar a León

Pumas mete freno a la contratación de Zelarayán

El alto costo de su carta y de su salario tienen a la directiva universitaria en una encrucijada

Gignac, el sueño posible de Boca Juniors

"A esta altura de su carrera, lo aceptaría por un desafío personal, porque desde lo económico está hecho”

LO ÚLTIMO
LO MÁS VISTO
NEWSLETTER ESTO
NOTICIAS
<