América pone a Cruz Azul contra las cuerdas

POR ALEJANDRO ALFARO
FOTOS: ÉRIK ESTRELLA Y RAMÓN ROMERO

La historia se repitió otra vez, como siempre desde hace casi cinco años. América volvió a sacar de paseo a su hijo predilecto, al que no hace mucho le arrebató el título de Liga, y al que ahora, dejó al borde de una nueva eliminación.

Los Cementeros se quisieron poner respondones al adelantarse en el marcador, pero el campeón sacó a su “Tanque” colombiano para que se sirviera con la cuchara grande al convertir un doblete, que sumado al autogol de Lichnovsky, le dieron forma al 3-1 que tiene al campeón con una buena ventaja.

Quedan 90 minutos para ver si Cruz Azul tiene los arrestos para cambiar su destino de una buena vez o si los cremas les vuelven a pintar la cara.

EL JUEGO

Casi cinco meses después de aquella noche en la que se disputaron el más reciente título de Liga, América y Cruz Azul se volvieron a encontrar en una Liguilla, aunque esta vez con menos en juego al no estar en disputa directa el título.

En los días previos, el mensaje desde La Noria fue: “ya basta”. El hartazgo por el yugo azulcrema era notorio y salieron al campo a querer hacerle daño como fuera a su acérrimo rival.

Ni un minuto había pasado cuando los Cementeros ya habían puesto a temblar al Nido. Orbelín Pineda quedó mano a mano con Marchesín; el portero argentino ganó el duelo, pero en el rebote, la bola quedó en Yotún. El propio cancerbero se lanzó y derribó al peruano y se perdieron una clarísima. La polémica acompañó esa acción, ya que “Marche” hizo contacto con Yoshimar, aunque el silbante ni al VAR quiso ir.

Los Celestes vivían buenos minutos y aprovecharon el desconcierto americanista para irse al frente cuando de forma inexplicable, Jorge Sánchez le metió la mano a una pelota que no llevaba nada. Penalti que esta vez sí fue marcado.

Desde los once pasos, Caraglio se plantó con autoridad, pateó con fuerza y engañó al meta azulcrema para hacer explotar a la parcialidad cruzazulina. ¡Gol de La Máquina!

Justo cuando los azules vivían su mejor momento, la mala suerte que se les ha asociado desde hace un tiempo hizo su acto de aparición. Tiro de esquina, Bruno Valdez conectó con la cabeza e Igor Lichnovsky, en su intento por desviar, mandó el esférico al fondo de su propia portería. Autogol que metía al crema en el partido rápidamente.

A partir de ese instante, todo lo bueno que había hecho Cruz Azul se diluyó, cosa que las Águilas aprovecharon para crecerse ante su gente.

Roger Martínez se encargó de firmar la voltereta poco antes de irse al descanso. El colombiano recibió la de gajos en los linderos del área, preparó el fusil y sacó un balazo que entró pegado a la base del poste. Nada que hacer para Jesús Corona. El campeón se iba con la ventaja a las regaderas.

Con el complemento en marcha, la superioridad americanista era latente y tocaban a la puerta cada vez con más fuerza hasta que esta se rompió. El “Tanque” Martínez salió en su noche y firmó su doblete cuando Ibargüen lo asistió para que simplemente cruzara a Corona en el corazón del área. 3-1 que ponía al cementero contra las cuerdas.

En el cierre, América bajó el ritmo. Se sabía con una buena ventaja en la bolsa. El domingo se definirá todo, mientras tanto la paternidad continúa.

GOLES

ACCIONES

El ecuatoriano Enner Valencia, en la mira de Atlas

El ex Pachuca llegaría para apuntalar el eje de ataque, mismo que quedó a deber este torneo

Tigres realiza práctica abierta en el Volcán

Los felinos y su gente se unieron en el último entrenamiento previo a viajar a León

Pumas mete freno a la contratación de Zelarayán

El alto costo de su carta y de su salario tienen a la directiva universitaria en una encrucijada

Gignac, el sueño posible de Boca Juniors

"A esta altura de su carrera, lo aceptaría por un desafío personal, porque desde lo económico está hecho”

LO ÚLTIMO
LO MÁS VISTO
NEWSLETTER ESTO
NOTICIAS
<