No todo en Houston es futbol, la historia va de la mano

Si el Tricolor aplazó su llegada a Houston, no hay problema, hay más allá del futbol. Los visitantes y paisanos que viven en Texas, si desean conocer aspectos de la ciudad sin tener que exponerse al intenso calor que prevalece en el ambiente, tienen una opción céntrica y accesible para pasar el tiempo y a la vez quedar maravillados.

Esqueleto de dinosaurios, fósiles, la luna a escala, momias, figuras mayas y aztecas, todo encapsulado en el mismo lugar, el Museo de Ciencias Naturales de Houston ofrece horas de asombro.

Taquilla ágil, 25 dólares por persona, 15 para niños y enseguida comienza el viaje.

La luna y sus cráteres, es lo primero que se encuentran los visitantes al ingresar al fascinante museo. Las fotos, sin flash, como indica el reglamento, aparecen de inmediato.

Enseguida viene una exposición de fotografías, la mayoría asociadas a la naturaleza, al ecosistema de cada continente.

Antes de subir al primer piso de cuatro que tiene el lugar, se encuentra el Péndulo de Foucault, la longitud del cable, que enseña el movimiento de rotación de la tierra mide 18 metros de largo.

Ya sea por escaleras o en elevador, al llegar al segundo nivel, las cámaras salen al por mayor.

La exposición de esqueletos de dinosaurios y otros animales extintos, son la atracción principal del sitio.

 

Mamuts y huesos humanos colgados es lo primero que se ve, artefactos que utilizaban para cazar los primeros habitantes humanos de la tierra, también son parte del recorrido.

Tras dar varias vueltas, se llega al centro de la sala. Los ojos van de un lado a otro.

Un Diplodocus y un Pterodáctilo son los primeros esqueletos que se ven. El asombro es único.

El recorrido se vuelve más lento, los minutos pasan sin darse cuenta. Los huesos de un Carnotauro, Estegosaurio, Anquilosaurio y Velociraptor obligan a detenerse.

Ya visto a la mayoría, llega el momento de admirar a los más aclamados. Un Triceratops y un enorme Tiranosaurio Rex. Ellos son el centro de los reflectores de niños y adultos.

Luego de un recorrido impresionante viene el tercer piso. Ese sitio está dedicado a diferentes culturas que existen y existieron a lo largo del mundo. Esculturas mayas y aztecas, totéms canadienses, la figura de Nefertiti, sarcófagos, momias y faraones egipcios, son algunas de las cosas que se admiran.

En esa parte de edificio, también hay una gran exhibición de minerales y piedras preciosas.

Con varios kilómetros recorridos llega el final, el último piso está dedicado a la tecnología y a la ingeniería, se muestra cómo se produce energía de varias formas.

Con todo visto, se desciende en el elevador y concluye la fascinante experiencia.

DATOS GENERALES
Nombre: Houston Museum of Natural Science
Año de apertura: 1969
Visitantes al año: 2 295 000 personas.
Costo: $25 dólares por persona, $15 niños
Abierto: De lunes a domingo

El "Tata" asegura que su proceso va por buen camino

Gerardo Martino finalmente se coronó en un torneo internacional al frente de una Selección.

GALERÍA: Las mejores imágenes del triunfo de México

Aficionados mexicanos celebran en el Ángel de la Independencia

Cualquier pretexto siempre es bueno de festejar para el aficionado mexicano.

Raúl Jiménez recibe el “Balón de Oro”

El delantero de los Wolves colaboró con cinco anotaciones en este certamen.

NEWSLETTER ESTO
NOTICIAS
<