Temporada redonda para Mercedes en Fórmula Uno

Mexico, 2014-12-22 21:39:52 | Redacción ESTO

México, 22 Dic (Notimex).- Sin un equipo que hiciera sombra, Mercedes puso en 2014 de manifiesto la superioridad del equipo al ser líder absoluto en las pistas con un monoplaza que sacaba varios segundos de ventaja por vuelta, 16 victorias en 19 fechas y 18 poles en total, además del campeonato de constructores y de pilotos.

El alemán Nico Rosberg abrió el Mundial ganando en Australia, pero su compañero, el británico Lewis Hamilton, ganó las cuatro carreras siguientes, Malasia, Baréin, China, España, y sería hasta Mónaco donde Rosberg pudo subirse a lo más alto del podio.

La siguiente carrera, en Canadá, donde el mexicano Sergio Pérez luchó por la victoria hasta el final, aunque un accidente lo dejó fuera de la carrera en las últimas vueltas, fue el primer Gran Premio que ganó otro coche que no tuviera la estrella de Mercedes; el australiano Daniel Ricciardo mostró que pese a todo podía luchar si se daban las condiciones con la marca alemana.

Rosberg volvió a triunfar en Austria y Alemania para mantener la pelea por el campeonato más latente entre los dos coches, Hamilton conquistó en casa, en Silverstone, y Ricciardo volvió a frenar el monólogo de las “Flechas de Plata” en Hungría y Bélgica.

Resultados sobresalientes para el piloto que tenía su primera temporada en Red Bull y dejaba así opacado al cuatro veces campeón del mundo, Sebastian Vettel que en todo el año sumó cuatro podios y tuvo tres retiros.

A partir de ese momento, Hamilton puso en claro sus aspiraciones con seis triunfos en las siguientes siete carreras, solo no venció en Brasil, y llegó a Abu Dhabi como líder necesitando cuando menos un segundo lugar; sin embargo, ganó y con los problemas de potencia de su compañero cristalizó el bicampeonato.

En el terreno de los “mortales”, aunque Red Bull se quedó con el segundo lugar de las escuderías, Williams fue de los equipos más constantes con sus dos pilotos, nueve podios y un motor que les daba para quedar entre los primeros lugares, y tienen ahora sus expectativas en la campaña que viene con el desarrollo de su motor.

Para Ferrari, ésta fue otra temporada más para el olvido, el español Fernando Alonso sólo se subió al podio en China y Hungría, sumó 161 puntos para ser sexto, mientras que el finlandés Kimi Raikkonen se quedó con solo 55 puntos en el décimo segundo lugar, sin podio y menos victorias, luchando la mayor parte del tiempo por entrar en los puntos.

Los equipos considerados chicos, por el presupuesto limitado que manejan, también dieron la nota esta temporada, Marussia hizo la mejor temporada de su historia al conseguir sus primeros dos puntos en Mónaco con el noveno puesto del francés Jules Bianchi, quien en Japón sufrió un accidente que lo dejó en coma y hasta hoy continúa delicado.

Sin embargo, los problemas económicos hicieron que Marussia ya no corriera a partir de Rusia, y dijera adiós a su sueño en Fórmula Uno, pese a que terminó como la novena mejor escudería, por encima de Sauber, que tuvo una de sus peores temporada al no sumar ninguna unidad.

Caterham también tuvo problemas y no pudo correr en Austin e Interlagos, regresó para Abu Dhabi, aunque todavía no tiene claro si estará en la parrilla de 2015, pues el equipo busca inversores después de que su situación financiera está prácticamente en bancarrota.

Así, 2014 fue un año que acabó con el dominio de Red Bull, pero comenzó con otro que se ve complicado se reduzca en la temporada que viene.

No obstante, los equipos que cargan con la unidad de potencia Mercedes también apuestan por seguir creciendo, entre ellos Force India, que tienen que trabajar en la aerodinámica después de tener una buena temporada para sus expectativas.

El reto será acercarse a los tiempos del equipo alemán, aunque todo depende del cambio de reglas que se hagan, de momento y como hayan asimilado los equipos este primer año con los motores V6 Turbo, además que otros equipos como Ferrari y McLaren han dado inicio a una reestructuración para volver a tener protagonismo.