México ya está en Chicago para disputar la final

POR JAVIER JUÁREZ
ENVIADO

Chicago.- Atrás quedó el calor y el clima extremo, el Tricolor, tras sufrir de más en Phoenix frente a Haití, llegó a la ciudad de los vientos. Chicago, con su clima tropical y enormes rascacielos, recibió al cuadro mexicano.

El cuadro azteca apareció de noche en su hotel de concentración, el autobús avanzó lento en la carretera, sin embargo, llegó pronto al lujoso recinto.

 Muere el legendario luchador Pedro “Perro” Aguayo

Dos vallas de metal fueron improvisadas por la seguridad del lugar para guiar a los seleccionados directo al lobby del inmueble.

Los paisanos que acudieron a esa zona fueron pocos, algunos fueron con la bandera nacional.

El vehículo se estacionó y de forma exprés comenzaron a descender los seleccionados.

Hugo González lideró la pasarela

Enseguida vino Fernando Navarro, Luis Montes, Luis Rodríguez y Jonathan Dos Santos, todos se mostraron cansados.

Raúl Jiménez continuó el desfile, la gente le grito, pero el atacante no se acercó.

El enfado y cansancio del viaje evitó que los jugadores fueron más accesibles.

Memo Ochoa y Andrés Guardado fueron los más esperados, los fanáticos les gritaron, pero tampoco repartieron autógrafos.

Los jugadores entraron rápido al lugar, apenas si levantaron la cara.

Diego Reyes, Rodolfo Pizarro y Alexis Vega fueron los siguientes en aparecer, ligeros saludos con la mano, desde lejos, dieron ellos.

El autobús comenzó a vaciarse, Gerardo Martino, también sin pararse, bajó del camión y de inmediato entró al hotel.

César Montes, Héctor Moreno, Roberto Alvarado y Carlos Rodríguez continuaron la pasarela de seleccionados.

Uriel Antuna, de los pocos que se acercó a la gente, fue de los últimos en verse.

Gerardo Torrado, siempre pegado a los jugadores, se unió a los demás.

 Zacatepec golea a Cruz Azul en partido amistoso

El último en salir, con audífonos en los oídos y pegado a su teléfono, fue Carlos Salcedo. El “Titán” tardó un poco en ingresar al lugar, caminó de un lado a otro, pero, por más que le gritaron, no se acercó a los seguidores.

Así, con evidente cansancio tras el largo viaje desde Phoenix, el Tricolor llegó a Chicago.

Ya más frescos, sin el astro rey a plomo, México arranca su preparación para la gran final del torneo. La Copa Oro casi llega a su fin y el Tricolor, luego de sufrir en cuartos y semifinal, espera retomar su mejor forma y levantar un nuevo título del área.

AUTOBÚS 

Elegante, cómodo, un deleite verlo en marcha en la calle.

El Tricolor llegó a Chicago y lo primero que observó fue un autobús especial para ellos.

Atrás quedaron los camiones negros, los organizadores recibieron al primer finalista con un vehículo único.
El transporte que se le otorgó al cuadro azteca fue en tonos blancos y con la leyenda “Final 2019” en ambos costados.

La bandera mexicana en la parte del copiloto y chófer, además de logos y frases de la Copa Oro por enfrente y atrás le dieron un toque único.

El vehículo maravilló a todos, nadie se imaginó ese detalle que tuvo la Concacaf con el Tricolor.

En ese autobús México se transportará por las calles y avenidas de Chicago en los siguientes días. Un autobús “ad hoc” para los verdes.

El "Tata" asegura que su proceso va por buen camino

Gerardo Martino finalmente se coronó en un torneo internacional al frente de una Selección.

GALERÍA: Las mejores imágenes del triunfo de México

Aficionados mexicanos celebran en el Ángel de la Independencia

Cualquier pretexto siempre es bueno de festejar para el aficionado mexicano.

Raúl Jiménez recibe el “Balón de Oro”

El delantero de los Wolves colaboró con cinco anotaciones en este certamen.

LO ÚLTIMO
LO MÁS VISTO
NEWSLETTER ESTO
NOTICIAS
<