Giovani denuncia negligencia médica en el Galaxy

En medio de toda la serie de cuestionamientos generados en torno a Giovani dos Santos y su llegada a América tras meses de inactividad, el propio futbolista aclaró que fue lo que sucedió con el equipo de la MLS, al cual denunció por malos manejos con lesiones en las que él buscó cuidarse de la mejor manera.

“Yo creo que fue la etapa en mi carrera que más me cuidé como jugador profesional; siempre lo he hecho, pero en esta la verdad es que sí me obsesioné porque veía que me faltaba algo. Siempre trataba de hacer algo para mejorar, ya sea alimentación, el trabajo, buscaba ayuda de gente de confianza y siempre me decían que trabajaba de manera equivocada, en este caso Carlos Peçanha, que me conoce desde que era chiquito”, expuso.

Y es que, a decir de Gio, resultaba injusto que con cada lesión se le señalara de no cuidarse y ver por intereses económicos antes que los deportivos.

 Los ambiciosos planes de “Chelís” con Lucas Cavallini

“Se me hacía una injusticia que me lesionaba y decían que no me importaba, que sólo pensaba en el dinero, que me salía de fiesta. Si nos ponemos a mirar mi pasado, en todos los equipos nunca tuve en caso de indisciplina; siempre he estado bien, siempre he sido disciplinado, profesional; me formé en la mejor escuela del mundo que es Barcelona y le dan mucha importancia a ese tipo de cosas”, señaló a Televisa Deportes.

Aunado a esto, dos Santos aclaró que él siempre se puso en manos de los médicos del club norteamericano, pero fueron estos mismos los que pudieron terminar con su carrera por negligencia.

“El caso específico fue hace cuatro meses. Empecé a entrenar con el club y noté un dolor extraño, me diagnosticaron en el club y me dijeron que era algo de la rodilla. Hablé con Peçanha y le dije mis sensaciones, me dijo que tenía que parar para estar listo en dos o tres semanas. En el club me metieron una inyección en la rodilla y como empleado del club, hice lo que el cuerpo médico me pedía, aparte con la presión de que el equipo quería que jugara y con la relación un poco rota, yo hacía caso. Me pusieron cuatro inyecciones en la rodilla cuando yo no tenía nada ahí, el problema era otro. Era una lesión muscular, un tendón inflamado. Ellos lo querían convertir en una operación. Me dijeron que, si no mejoraba, me iban a tener que abrir y ver que tenía. Estaban tratando de adivinar que era lo que yo tenía. Entré en pánico y les dije que como me iban a abrir sin saber que tenía. Si yo me hubiera quedado en Galaxy a lo mejor ahorita estaríamos hablando de mi retiro”

DISCIPLINADO

Finalmente, el nuevo 10 azulcrema negó de tajo ser un jugador indisciplinado y le pareció injusto que lo cataloguen de esa manera.

“Creo que ha sido una injusticia grande en mi carrera. La gente habla más de una foto que pasó hace 10 años que de lo que he hecho en mi carrera como futbolista. Era joven, tenía 18 años y cometí un error -como muchos jóvenes a esa edad-, pero aprendí de ello y fue una experiencia. A partir de ese momento Gio cambió, es otro, pero para mucha gente soy el mismo de hace 11 años y dejaron de hablar de lo que he hecho en mi carrera”, cerró.

El Azteca se rindió a los pies de Ochoa

Guillermo Ochoa es uno de los últimos grandes ídolos del americanismo.

Nico Castillo sorprende a jóvenes de la U. Católica

El chileno se dio tiempo para visitar a las juveniles de su ex equipo

Ochoa no jugará contra Morelia

Ochoa no será titular en la jornada 5 del AP 2019

Ignacio Ambriz se sintió discriminado en América

"Hubo momentos en los que sí dije ‘ay, qué estoy haciendo mal’, porque se metieron tanto conmigo"

LO ÚLTIMO
LO MÁS VISTO
NEWSLETTER ESTO
NOTICIAS
<