Sharon McDonald, cristalina como el agua

Mexico, 2014-12-26 13:00:17 | Redacción ESTO

FOTO: JORGE BARRERA

POR GUILLERMO MARTÍNEZ G.
FOTOS: JORGE BARRERA

SU cuerpo es una tentación.

Un delirio que sorprende al anochecer en un encuentro imaginario.

Y es que con sus medidas de 86-54-90, deja hasta sin brillo al astro rey

Es una mujer plena, además de ser madre, modelo, empresaria y conductora.

Es la sensual Sharon McDonald, quien acaba de ser contratada por una empresa estadounidense para lanzarla como DJ, además de que sigue grabando videos de hot fitnes y desfila en pasarelas. “Me está yendo súper en la vida. Por eso siempre ando alegre, porque además me gusta divertirme. Bailar, mostrarme provocativa, sin llegar a la exageración, porque como mujer, me gustan las formas de mi cuerpo”.

[new_royalslider id=”224″]

Coqueta jalisciense que desde los diez años de edad ha sido modelo.

Una belleza que no está peleada con la inteligencia, por eso siempre sale avante en cada proyecto que realiza.

“Cuando estoy detrás de cámaras siento que transmito todo lo que deseo. Con mi virtual cuerpo me divierto, busco contonearme por la vanidad de lucir bella, gracias al ejercicio de todo los días”.

Cotizada por varias revistas para hombres para hacer un desnudo, Sharon McDonald dice no, ya que prefiere seguir una carrera que avale que además de ser hermosa, tiene mucha inteligencia y miles de proyectos en su haber.

“Respeto a quienes lo hacen, pero no es mi estilo. Afortunadamente me ha estado yendo bien en todo lo que hago, y no he tenido necesidad de complacer las propuestas de esas revistas. Aunque suena interesante, por el momento estoy a gusto con lo que estoy haciendo. Tengo una pequeña de seis años, por lo que siento que todavía no estoy preparada para eso”.

Con apenas 24 años de edad, es provocativa y deseada. Por lo que dijo que ya ha cumplido todos sus deseos sexuales. “O casi todos. Ja, ja, ja. La verdad que me gusta entregarme a la persona que amo. Como pareja me gusta ser sensual y llegar al máximo placer, como toda mujer”.
Así es Sharon McDonald, una luz brillante y cristalina como el agua que todos desean que apague su sed.