El "Maestro", con la misión de subir a Correcaminos

Foto: Especial

Charlar con Carlos Reinoso, siempre tendrá una emoción muy especial, porque si se dice que la Liga MX está invadida de extranjeros, también es cierto que Reinoso sigue siendo el mejor futbolista extranjero que ha jugado en nuestro país, y eso habrá que dejarlo claro, sobre todo para las nuevas generaciones.

Pero antes de cualquier pregunta, Reinoso tomó la palabra: “Desde que llegué a este país, mi amigo fue el ESTO; Nacho Matus, Gustavo Ramos, Trápaga, y en sí todo el ESTO. Así que imagínate el gusto que me da; para mí es un placer platicar siempre con ustedes”.

Sonriente y en el ambiente que le gusta estar, dirigiendo a un equipo que le brindó esta nueva oportunidad: “Estoy muy bien, bendito sea Dios. La gente me para en la calle y me dice: ‘Profe, cómo se fue a dirigir a Correcaminos; debería estar dirigiendo a un equipo de Primera’. Tuve la oferta de don Fidel de regresar a Veracruz. La verdad es que, por lo menos yo, no puedo estar sin futbol”.

Y siempre ha sacrificado todo por no renunciar a un mundo que es su vida: “Yo subí diez kilos porque no podía caminar. Andaba para todos lados en una motito. No jugué golf, mucho menos anduve en el futbol por el problema de la rodilla, en la que tengo tres prótesis. Déjame decirte que el doctor Rafael Ortega me salvó la vida con una tercera operación. Sí, un Chiva de corazón operó a un americanista de toda la vida y aquí estoy. Cuando ya me puse bien, me llamó don Fidel (Kuri) y como yo lo quiero y lo respeto bastante porque somos muy parecidos como personas, somos muy frontales, me quedé esperando y no salió nada”.

-> La FIB retira cinto de campeón a Saúl Álvarez

Hasta que llegó una llamada: “De pronto me habló Leopoldo Castañeda, acá de Correcaminos; lo consulté con mi hijo Carlos, con todo mi cuerpo técnico. Cuando me llamaron, ni les pregunté si tenían derecho al Ascenso, y no lo tenían. Me reuní con Rafa, el presidente del equipo, y estaban peleando por no descender con Tampico y Mérida. Todo nos salió bien porque nos salvamos y decidimos quedarnos otro torneo. Ahora tenemos un año para subir al equipo y eso me ilusionó. Me llamó mucho la atención porque después de 20 años de que han estado en el Ascenso, tenemos la posibilidad de pelear por el regreso a Primera”.

Giovani Hernández sueña con regresar a primera con los Cañeros

Esta jornada serán los Cañeros los que abran el telón frente a la Universidad de Guadalajara

Clásico tamaulipeco acaba en riña entre aficionados

El zafarrancho se dio en las inmediaciones del estadio Tamaulipas

Tampico Madero y Correcaminos empatan sin goles

Las palabras no pasaron a la cancha y en el jueves de ascenso no rompieron el empate en el marcador.

El Clásico será naranja: Hernández

Correcaminos y Tampico Madero serán los encargados de levantar el telón de la jornada en el jueves

NOTICIAS
<