Sin apoyos y beca reducida, Dulce Miranda lo dio todo por México

Sin apoyos y beca reducida a dos mil pesos, la deportista Dulce Miranda Figueroa se presentó a los Juegos Panamericanos, para consagrarse con una medalla de oro.

Solamente con el apoyo de su familia logró superar las barreras y clasificar a la fiesta del Continente, donde se notó un cambio para el frontón, gracias a las 5 preseas de oro logradas, más una de plata y dos bronces.

Y así como ella estuvieron sus demás compañeros, quienes buscaron apoyos con familiares, con otras instituciones para solventar sus gastos y poner en alto el nombre de México.

A Dulce, las riveras de Xochimilco la vieron nacer.

Jugó entre sus hierbas sin imaginar que un día daría glorias al país en el deporte.

Primero campeona Mundial en pelota de goma. Gracias a que es una persona aguerrida, alegre e inquieta, por lo que desde pequeña sus padres, Víctor y María, la comenzaron a introducir al deporte.

Practicó tenis, pero no le llamó la atención.

 

“Mis padres practican tenis y frontón de mano, de ahí que me llevaran a sitios donde se practicaba. Pero fue la pelota de goma que más me atrajo y de ahí en adelante fui superando a las rivales, que fue lo que más me gustó”.

Sonriente, carismática, visitó las instalaciones del ESTO donde fue aplaudida por su presea dorada.

“Qué bueno que se está dando a conocer más nuestro deporte. La verdad que es bueno dejar huella en lo que más te gusta, que las nuevas generaciones sepan que todo se puede lograr, siempre y cuando sean constantes en sus sueños”.

A pesar del poco apoyo que ha obtenido en el deporte, eso no le ha quitado las ilusiones de representar dignamente al país.

“Porque lo hago con amor, es algo del que sí careces de muchas cosas, además de que descuidas los estudios, pero es algo tan hermoso competir, que estos mis primeros Panamericanos los viví como si fueran los últimos. Al máximo. Si careces de apoyos, por lo que muchas veces recurres a tus familiares, pero saben que todo tiene su recompensa. Así que mis papás están orgullosos de todo lo que hago”.

Estudiante de Pedagogía en la UNAM, dijo que espera terminar su carrera y seguir siendo de las mejores del mundo.

“Sabes que es luchar constantemente para obtener resultados. Pero si te apasiona, todo se vuelve más fácil. El frontón es de mucha entrega, no puedes tener descuidos porque pierdes el nivel. Para mí, el haberle ganado a Cuba en Lima 2019, fue una gran hazaña. Pero así deberá ser en las siguientes competencias, con mayor madurez”.

Sobre el que las mujeres hayan sido quienes más preseas lograron en la justa continental, argumentó:

“Las mujeres dimos la cara y se vio en el medallero. Luchamos por buenos resultados. Así que salimos bien y ojalá ahora sí haya más apoyos, ya que lo hacemos por el país y lo máximo es escuchar nuestro Himno Nacional en otro país”.

Ana Zulema Ibáñez, con la mira en Tokio 2020

Su lenguaje es claro, quiere trascender más allá de las fronteras, como una consejera mexicana que busca cumplir con sus sueños.

Paola Espinosa, orgullosa mamá y atleta

Paola Espinosa tuvo un retiro de casi dos años por el nacimiento de su hija Ivana.

Ana Guevara pedirá más presupuesto para Tokio 2020

Dijo a los atletas que en ellos está el poder y el gran reto

Kevin Berlín, de promesa a realidad

Kevin Berlín ya pone la mira en Tokio 2020

NOTICIAS
<